PUBLICIDAD:
Dental Company Ubrique


'La persistencia', por Casiano López

LOS PARAÍSOS PERDIDOS
Casiano López Pacheco
Las repeticiones, como el mal sexo, aburren; el desgobierno de la cosa pública, descorazona; la persistencia en el error contumaz, sangra y lacera las carnes. Consecuencia: nada cambia. Desmotiva el esperpento de contemplar en la vida real cómo se lo montan los de arriba para apretar las tuercas a los de abajo, favoreciendo las prácticas corruptas cuando no hay un convencido afán de cercenarlas de raíz.

Si después de lo ocurrido por estos bellos pagos del Sur extraviado, en los que el dinero público se evapora como un cubito de hielo al sol, la errónea actitud beligerante del nuevo gobierno de la Junta de seguir manteniendo las ayudas a los sindicatos de clase UGT y CCOO, sin aplicarles el más mínimo recorte o mecanismo de control real, implica un gravísimo insulto a una población hastiada y extenuada de pasarlo mal, y a cuyos gobernantes- exceptuando la cita de las elecciones en la que cambian deliberadamente su discurso para engatusar a la plebe- les trae floja- perdonen la vulgaridad- la opinión que se tenga sobre el espinoso tema.
Es de sabios rectificar los errores y más, si estos son tan notorios y escandalosos además de cotidianos , demostrados y continuados en el tiempo. Y ocurre lo que tiene que ocurrir: la resolución de dimitir en bloque de toda la ejecutiva de UGT de Cádiz, vista la falta de reflejos de su secretario provincial en hacerlo, un tal Mera, detenido por los ERES, evidencia la ceguera de una clase, de una casta, la sindical, que al igual que la política, están cortados por el mismo rasero y son carne de periódico un día sí y otro lo mismo.
Como el gobierno de España, suprimiendo de golpe las becas Erasmus, machada del ministro Wert, que así provocó, de nuevo, una rápida reacción de los estudiantes, las comunidades autónomas, la universidad y su propio partido, castigando ahora a unos universitarios con una medida tan abyecta que tuvo que dar marcha atrás inmediatamente, ahondando la brecha aciaga de esta larga crisis de la que sólo han salido los bancos reforzados e inundados de billetes, como siempre.
Pero el gobierno de la Junta no le va a la zaga y también hace de las suyas cuando puede. Coge la afilada podadora con la excusa que sea, venden la burra de que son los del PP los que le obligan a hacerlo, y en la comunidad con más parados y menos ideas para fomentar empleo, recortan a diestro y siniestro-dándose golpes en el pecho- de donde haga falta: educación, sanidad, servicios públicos, ley de dependencia, etc.
Eso sí, los sindicatos hermanos, ni tocarlos. Ea: ahí va una nueva partida de billetajos violeta para que sigan teniendo le tentación insana de meter la mano otra vez, como hasta antier han hecho los muy impúdicos.
A las mariscadas, compañeros-as, que la ronda la pagamos entre todos. Maleantes, mantenidos, liberados y demás ralea vil, asco nos dan. Conformarse con abrirles un procedimiento de revisión de oficio de los últimos ejercicios económicos a UGT es un brindis al sol, una nadería, una broma de mal gusto.