El historiador Antonio Morales Benítez participa en el seminario de memoria histórica de los cursos de verano de la Universidad de Cádiz en San Roque

Cartel del curso.

Cartel del curso.

El historiador ubriqueño Antonio Morales Benítez participa el 23 de julio de 2018 en la cuarta edición del seminario de memoria histórica de la Universidad de Cádiz en los Cursos de Verano de San Roque, que se desarrolla los días 23, 24 y 25 de julio de 2018 en el salón de plenos del Palacio de los Gobernadores de San Roque (Cádiz). Organizado por  la Universidad de Cádiz en colaboración con el Foro por la Memoria del Campo de Gibraltar, la Diputación Provincial de Cádiz y el Ayuntamiento de San Roque, el seminario se titula este año Miradas cruzadas: Gibraltar ante la guerra de España. La conferencia de Antonio Morales Benítez, prevista para el 23 de julio a las 12 horas, se titula “Gibraltar y la masonería española”. Uno de los objetivos de este seminario es “promover entre los estudiantes la curiosidad por conocer mejor cómo fue la guerra de 1936-1939, cómo se vivió y qué repercusiones tuvo en todo el Campo de Gibraltar y entender mejor qué papel jugaron en aquella contienda Gibraltar, su población y dirigentes y el Gobierno de Gran Bretaña”, según informó el Foro. Esta entidad pretende que “el seminario sirva también para explicar que Gibraltar no sólo fue lugar de acogida de miles de refugiados campogibraltareños que huían de la represión desatada por las fuerzas fascistas contra la población civil, sino también lugar donde la población se dividió y vivió una confrontación larvada entre los partidarios del Gobierno legítimo de la República y quienes apoyaron moral y materialmente a los sublevados. El Foro pretende que  los estudiantes y asistentes al seminario comprendan que gibraltareños y campogibraltareños compartimos un pasado común del que también forma parte la memoria histórica y que el fascismo y la lucha contra él son parte importante que aún tienen consecuencias en la actualidad de la vida social y política”.

Matriculaciones: https://celama.uca.es/38sanroque/seminariosytalleres/c08

En preparación el nº 70 de ‘El Periódico de Ubrique’ en papel

Portada.

Portada.

Regresa la edición impresa de El Periódico de Ubrique. Una década después, vuelve El Periódico de Ubrique en papel. El número 69 de esta publicación, correspondiente a la estación de invierno, está a la venta en librerías y papelerías. Está en preparación el nº 70, correspondiente a verano.

Puntos de venta de El Periódico de Ubrique:

  • Librería El Alambique (centro de la Avenida de España).
  • Librería ETC (c/ Pintor Rodríguez Agüera, 1).
  • Librería Fábula (Avenida de España, 58).
  • Librería Ismael (junto a Plaza de Misión Rescate).
  • Librería Julio Verne (c/ Magallanes, 7).
  • Librería La Estrella (junto a Plaza de la Estrella).

A propósito del Centro de Interpretación de la Poesía de Villaluenga del Rosario: artículo de Pedro Bohórquez Gutiérrez

Foto de Azorín, dedicada a Pérez Clotet.

Foto de Azorín, dedicada a Pérez Clotet.


Texto y fotos: Pedro Bohórquez Gutiérrez

Azorín en Villaluenga del Rosario (Cádiz) en el año 1929. Esta fotografía dedicada al poeta Pedro Pérez Clotet es uno de los curiosos e interesantes documentos que se pueden contemplar en la casa museo que con el nombre un tanto pomposo Centro de Interpretación de la Poesía “Pedro Pérez Clotet” abre sus puertas en el pequeño pueblo blanco de la Sierra de Cádiz, de miércoles a domingo. La casa solariega del poeta de Villaluenga del Rosario, que dividió su vida entre Jerez, Cádiz, Ronda y su pueblo natal, ha sido rehabilitada con gusto y conservando la esencia de sus materiales primitivos, aunque habría que hablar más bien de remozamiento, pues recrea y mantiene una intensa atmósfera y sabor de época, trasladándonos a los comienzos del siglo pasado. La casa bien merece una visita, así como que conserve y amplíe su contenido expositivo y haga honor a un nombre, que delata un propósito ambicioso, Centro de Interpretación de la Poesía.
A su favor tiene las propias características de la casa, bella en su sencillez pueblerina sin perder por ello un porte de sobrio y austero señorío, y un aura tan auténtica y cargada de historia, y, también, su ubicación en uno de los pueblos más propicios al sentir poético de la provincia de Cádiz, donde el silencio se adensa y el tiempo discurre con lentitud.
También merece una visita por la, aunque parca, valiosa muestra expositiva, demostrativa, como la punta de un iceberg, supongo, de la riqueza de su fondo archivístico: el poeta Leopoldo de Luis en su “Poesía Andaluza Contemporánea” llegó a escribir de la biblioteca poética del director de la revista “Isla” -una de las muchas e importantes revistas literarias donde los poetas y escritores del 27, a la que suele adscribirse Pedro Pérez Clotet, dieron a conocer la nueva literatura del momento- que era una de las bibliotecas más completas del género en España.
Pueden contemplarse, aparte de la colección íntegra de “Isla” con su cuidada tipografía de época, las primeras ediciones del autor, cartas autógrafas de Ramón Gómez de la Serna; un poema autógrafo, con su personalísima caligrafía andalusí, del gran Juan Ramón Jiménez, o un documento estremecedor, la carta de un Miguel Hernández huido por las tierras de Andalucía en busca de la ayuda y el amparo de sus amigos poetas de derechas, dirigida a Pérez Clotet y fechada en Jerez, cuatro días antes de su detención en el paso fronterizo hacia Portugal de Rosal de la Frontera (Huelva), por donde entonces pasaban al país vecino muchos republicanos españoles. Hernández había recalado previamente por Sevilla sin más equipaje que una maleta de cartón, donde buscó la ayuda, que no pudo prestarle, del director conservador de los Reales Alcázares, el también poeta, natural de Los Palacios, Joaquín Romero Murube. Pedro Pérez Clotet, que abrió “Isla” al “poeta pastor” en los inicios de su carrera literaria y contribuyó a su descubrimiento y a la difusión de su obra, no se encontraba en esas fechas en Jerez, sino en Ronda, según los biógrafos del poeta de Orihuela (Agustín Sánchez Vidal -autor, para mi gusto, de la mejor biografía, a pesar de ser la más temprana de las tres que conozco-, José Luis Ferris y Eutimio Martín). Miguel Hernández, tras escribirle a Pérez Clotet y a su mujer, Josefina Manresa, se dirigió entonces a Portugal donde fue detenido en Moura (frente a Rosal de la Frontera), después de ser despojado del importe que obtuvo por la venta del reloj de oro que el poeta Vicente Aleixandre le había regalado por su boda y del traje azul con el que viajó a la URSS unos años años antes, tras ser denunciado por el mismo comprador, que lo confundió o sospechó de él como de un presunto ratero, a la policía del dictador Salazar. Esta, a cambio de la misera recompensa con que el gobierno español premiaba a los denunciantes de republicanos que intentaban pasar al país vecino (cinco pesetas), lo entregó a la Guardia Civil de Rosal de Frontera. Un número de la benemérita medio paisano suyo lo reconoció y allí, tras un interrogatorio acompañado de la consiguiente y cruel paliza, se inició el calvario por las cárceles franquistas que fue minando la salud del poeta oriolano y acabó con su vida.

Artículo de Alejandro Pérez Ordóñez sobre el castillo de Gaucín, que tuvo como propietario en el siglo XIX a un cura de Ubrique

Captura de la web de la revista.

Captura de la web de la revista.

El historiador del Arte Alejandro Pérez Ordóñez publicó el 9 de julio de 2018 en la revista virtual Al-Andalus. Arqueología e Historia un artículo sobre el castillo de Gaucín en el que destaca que en el año 1869 dicha fortaleza salió a subasta pública y fue adquirida por el entonces párroco local, Francisco Guerrero Morales, natural de Ubrique. Según el autor, este clérigo fue propietario del castillo hasta 1895, año en que fue trasladado a la parroquia de Algatocín (Málaga).
Artículo completo.

Preparativos para la acogida de niños saharauis en ‘Vacaciones en paz’ en verano

Participantes en la reunión.

Participantes en la reunión.

La Asociación de Solidaridad con el Pueblo Saharaui “Tierra Libre” de Ubrique difundió el 25 de junio de 2018 el siguiente comunicado: “La Federación Provincial de Cádiz de Asociaciones Solidarias con el Sáhara se ha reunido con el fin de ultimar los preparativos para la llegada de los y las embajadores saharauis, como son los niños y niñas residentes en los campos de refugiados saharauis para convivir durante dos meses con familias de acogida. Evitar las altas temperaturas, reconocimiento médico y conocer un mundo diferente al de un campo de refugiados son algunos de los objetivos del programa para estos menores. Estos niños y niñas podrán pasar el verano con familias de acogida en la provincia de Cádiz en los 25 pueblos que participan en el programa Vacaciones en paz. Hay que agradecer su compromiso a todas las familias de acogida solicitantes que desinteresadamente han querido participar en este proyecto de solidaridad con un pueblo, el saharaui, que vive refugiado desde hace más de 40 años. Cádiz ha vuelto a dar muestra de ser una provincia abierta y solidaria con una causa justa como es la del pueblo saharaui”. En dicha reunión participó Francisco Rubio, presidente de la asociación de solidaridad con el pueblo saharaui de Ubrique.

El Pleno debate el martes 26 de junio una propuesta de creación de un banco de ADN para víctimas del franquismo

Ermita de San Pedro, donde se ubica el salón de plenos.

Ermita de San Pedro, donde se ubica el salón de plenos.

El Ayuntamiento de Ubrique celebra el martes 26 de junio de 2018, a partir de las 20 horas, un pleno ordinario con el siguiente orden del día:

  • Punto 1. Aprobación de acta de sesión anterior.
  • Punto 2. Aprobación de convenio del sistema de emergencias 112 Andalucia.
  • Punto 3. Aprobación definitiva del plan municipal de vivienda y suelo.
  • Punto 4. Adhesion a la declaración de los paisajes del olivar de Andalucia como paisaje cultural del patrimonio mundial por la UNESCO.
  • Punto 5. Propuesta de apoyo a las personas y colectivos LGTBI.
  • Punto 6. Propuesta de concesión del Premio Nobel a Federico García Lorca.
  • Punto 7. Propuesta de creación de banco de ADN de víctimas de la guerra civil y el franquismo.
  • Punto 8. Mociones por razones de urgencia.
  • Punto 9. Control y fiscalización de la gestión de la alcaldía, junta de gobierno local y concejales que ostenten delegación.
  • Punto 10. Ruegos y preguntas.