¿Médicos o veterinarios?

OPINIÓN
Antonio Rodríguez Carrión
Director médico del Observatorio de Salud “Especialistas ¡YA!

Consultas de cinco minutos son más propias de la atención veterinaria que de la atención médica. Supone tratar a las personas como si fueran ganado.
Muchas de las agresiones que sufre el personal sanitario son consecuencia de la exasperación de los usuarios por las insuficiencias del sistema sanitario.
El 80% de los profesionales de los centros de salud de Málaga están desmotivados y cansados.
Más que quemados, estamos carbonizados.
El deterioro de la sanidad pública fomenta los seguros privados de salud.

Las anteriores manifestaciones, extraídas de los medios de comunicación, han sido el pan nuestro de cada día en Andalucía desde hace muchos años. Pero de nada han servido hasta ahora las continuas denuncias de Sindicatos, Colegios Profesionales y plataformas ciudadanas, pues es habitual que en las promesas electorales de nuestros gobernantes prevalezca “Una cosa es predicar, y otra dar trigo”.
En las recientes sesiones del Parlamento de Andalucía de julio y septiembre, el consejero de Salud y Familias, Sr. Aguirre, ha reiterado su proyecto de “Estrategia sanitaria” para sacar a la maltratada “joya de la corona” del pozo en que se la encontró y que la pandemia de COVID ha profundizado. Por su parte, un partido político de la oposición saca pecho y propone crear una “Comisión” salvadora; es decir, reuniones y más reuniones, como si durante décadas no se hubiesen creado múltiples comisiones y las consecuentes estériles reuniones (“reunionitis”) cuyos resultados están a la vista y hacen recordar el conocido lema “Si quieres que algo no funcione, crea una comisión”.
Las actas más recientes del Parlamento Andaluz exponen claramente cómo florece la asistencia sanitaria privada y se marchita la pública con síntomas conocidos por aquellos andaluces que no pueden costearse un seguro privado: demoras insufribles en las citas médicas y en pruebas diagnósticas y que obligan a acudir a Urgencias del hospital, consultas masificadas “aborregadas” con varias citas a una misma hora (“bises”), médicos “achicharrados” que emigran a la medicina privada o a otras comunidades autónomas con mejores condiciones laborales …
El consejero de Salud y Familias ha prometido que en este mes de septiembre, una vez pasado lo peor de la pandemia, se empezará a ver los resultados de su Estrategia Sanitaria; un documento en el que profesionales y ciudadanos manifiestan no haber sido consultados y del que desconocen la fundamental letra pequeña. ¿Conseguirá esta Estrategia del Sr. Aguirre la prometida “demora cero” ?; ¿los médicos de familia tendrán estabilidad laboral y un mínimo de 10 minutos de consulta presencial por paciente?; ¿se terminará la sangrante emigración de sanitarios en busca de condiciones laborales dignas?; ¿tendremos directores de centros de salud cualificados y no politizados?, ¿dirán los andaluces que cualquier tiempo pasado fue mejor?
Con un listón sanitario tan bajo que dice el consejero de salud haber recibido, teóricamente debe ser fácil pasar por encima, más si escuchase las soluciones factibles que aportan profesionales y ciudadanos. El Sr. Aguirre debe estar muy atento, no sea que en el cercano balance de la legislatura haga buena la gestión de sus predecesores.
Las elecciones autonómicas se vislumbran en el horizonte y los andaluces tienen muy claro que “Por sus obras los conoceréis…”

Jesús Aguirre, consejero de Salud y Familias.
Jesús Aguirre, consejero de Salud y Familias.


Compartir esto ahora:
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad