PUBLICIDAD:


El exjefe de la Policía de Ubrique Carlos Carretero dice que no fue detenido por tráfico de droga, pero sí su hijo

El exjefe de la Policía Local de Ubrique Carlos Carretero ofreció el 3 de febrero de 2021 una rueda de prensa, que reproduce El Periódico de Ubrique, en la que afirmó que, contrariamente a lo publicado en varios medios de comunicación, no fue detenido por la Guardia Civil en el marco de la “Operación Cobradiezmo”, acusado por su presunta implicación en una trama de tráfico de drogas. El exagente aseguró que el día anterior prestó declaración en la Comandancia de la Guardia Civil de Cádiz como investigado por el hallazgo de munición de su pertenencia en un registro de una vivienda de Arcos de la Frontera realizado el 30 de noviembre de 2020. Carlos Carretero dijo que la Guardia Civil se incautó de cinco cajas de balas que estaban a su nombre en dicha vivienda, en la que él había sido inquilino hasta hacía dos años, y que formaban parte de los cartuchos que anualmente le suministraba la administración cuando él desempeñaba tareas de policía local. Según su versión, el artículo 48 del reglamento de armas no obliga a la devolución de dicha munición; sólo obliga a la devolución de las armas, lo que él hizo en su día, cuando se jubiló en 2003, según aseguró. Por tanto, según Carretero, él no tiene ninguna relación con la operación de tráfico de drogas.

Carlos Carretero, durante la rueda de prensa.

Carlos Carretero, durante la rueda de prensa.


En la misma comparecencia online, el exjefe de la Policía Local de Ubrique sí reconoció que un hijo suyo, mayor de edad, sí fue detenido por su presunta implicación de un delito contra la salud, por tráfico de drogas, tras el registro llevado a cabo en la mencionada vivienda de Arcos, que ocupa dicho hijo como inquiliino. A este respecto, Carretero dijo: “Yo trabajo como asesor jurídico. Quiero seguir mi vida con tranquilidad. No soy dueño de los actos de los demás, ni aunque sean nuestros propios hijos”. En ese domicilio la Guardia Civil había descubierto plantas de marihuana.
Cabe recordar, como publicó El Periódico de Ubrique, que este hijo de Carlos Carretero había sido ya detenido por la Guardia Civil el 3 de septiembre de 2015, acusado de un presunto delito contra la salud.
Por su parte, Carlos Carretero había sido condenado el 8 de julio de 2011 a cuatro años de prisión por la Audiencia Provincial de Cádiz en la sentencia relacionada con el caso de las bajas médicas fraudulentas. Carretero fue considerado por el tribunal “cooperador necesario de un delito continuado de falsedad en documento oficial (Art. 390.1.1 ,2,3 y 4 CP) en concurso medial con un delito continuado de estafa (Art. 248 y 249 CP ) del que es autor material y directo, concurriendo la circunstancia atenuadora del Art. 65.3 CP, respecto del delito de falsedad, y como muy cualificada la de reparación del daño causado (Art. 21.5 CP) respecto de la estafa, en concurso con un delito de cohecho (Art. 423 CP) y una multa de tres mil euros. Carretero también queda inhabilitado durante el tiempo de condena”.
También estuvo implicado en la llamada “Operación Halcón”, una presunta trama de facturas falsas.
Sobre su pasado delictivo, Carlos Carretero dijo en la rueda de prensa del 3 de febrero de 2021: “Me equivoqué, lo pagué y aquello quedó zanjado. No tengo problema legal con la Justicia”.

Rueda de prensa

 


Compartir esto ahora: