El paro sube en Ubrique en 83 personas, un 2,95%, el mayor incremento porcentual de toda la provincia, en la que el desempleo baja un 1,6% de media

Evolución del paro en Ubrique. Fuente: Subdelegación del Gobierno en Cádiz.

Evolución del paro en Ubrique. Fuente: Subdelegación del Gobierno en Cádiz.

El número de personas desempleadas aumentó en Ubrique en 83 personas de abril a mayo de 2020, lo que supone un incremento del 2,95% según informó la Subdelegación del Gobierno en Cádiz en unas estadísticas difundidas el 2 de junio de 2020. Esta subida es porcentualmente la mayor de toda la provincia. Con esta variación, los parados han pasado en esta localidad de 2.815 en abril a 2.898 en mayo. Por el contrario, en el conjunto de la provincia, el desempleo descendió en 2.911 personas, lo que supone una bajada del 1,61% de media. En la comarca de la Sierra de Cádiz sólo han registrado aumentos del paro Ubrique (83 personas, con el 2,95%) y El Bosque (4 personas, con el 1,48%). En los demás municipios de la Sierra el desempleo ha descendido.
En la estadística anterior, el número de personas desempleadas en Ubrique se incrementó de marzo a abril de 2020 en un 17,24%. Si en marzo el número de personas en paro en esta localidad era de 2.401, a final de abril la cifra aumentó hasta 2.815. Así pues, el aumento del desempleo ha continuado aumentando, pasando de 2.401 (marzo), a 2.815 (abril) y a 2.898 (mayo).

Paro registrado en Ubrique por sectores de actividad.

Paro registrado en Ubrique por sectores de actividad.

El número de afiliados a la Seguridad Social en abril de 2020 era de 4.603 personas: 3.412 del régimen general, 1.025 autónomos, 139 agrarios y 27 del hogar.

Comunicado de CCOO
El sindicato Comisiones Obreras (CCOO) difundió el 2 de junio de 2020 el siguiente comunicado:

Los datos de paro registrado en el mes de mayo vienen a indicar que se produce una leve recuperación del empleo en todos los sectores, con especial relevancia en la Construcción donde el paro cae en 2.330 personas, un 11.29% menos; apenas cae en 39 personas en agricultura, en industria lo hace en 478 personas y 564 menos en servicios. Donde si se produce un incremento del paro es entre las personas que no han tenido empleo anterior.
Desde la Unión Provincial de CCOO de Cádiz han venido a señalar que estos datos, de una parte, muestran que las medidas pactadas para contener la perdida de empleo durante la pandemia han evitado que la destrucción del empleo haya sido mayor, y de otra pone de manifiesto la capacidad de la gobernanza para dar cobertura a un parón en seco de la actividad. “Pero también nos están indicando que la recuperación va a depender de la capacidad que muestre nuestro tejido productivo para reactivarse. Con este fin se hace imprescindible poner en marcha recursos para el desarrollo sectorial e industrial.
El diferencial en números de personas desempleadas con respecto el año anterior revela que hay 35.779 personas más en las listas del paro, de la capacidad y el esfuerzo en impulsar políticas públicas de reactivación mediante planes sectoriales para nuestra provincia dependerá que cuanto antes se recupere el empleo perdido” sostenían de esta organización sindical.
Desde CCOO vuelven a señalar como en esta fase la recuperación del empleo se concentra en el colectivo de hombres, donde el paro decrece en 3566 personas, mientras se incrementa entre las mujeres en 655
Especial importancia tiene, a criterio del sindicato, el crecimiento de la afiliación media en mayo con respecto al mes de abril, que se incrementa en 7.847 personas, así como la contratación que se eleva en un 17.94%, alcanzando el número de 26.760 contratos. “A pesar de lo positivo del dato en comparativa con la contratación del mes de abril, el camino para alcanzar el pulso previo a la pandemia está aún lejos si partimos de los datos de contratación del mes de mayo del año anterior en los que se realizaron más de 66.000 contrataciones”.
Desde CCOO han reiterado la necesidad de dar cobertura a las personas con especiales dificultades para acceder al mercado de trabajo y que produce una extensión de la pobreza sobre la que es imprescindible actuar mediante políticas públicas eficaces, tanto activas para promover la empleabilidad, como mediante rentas básicas. “Esta semana el gobierno aprobaba el Ingreso Mínimo Vital, prestación no contributiva que viene a responder en parte a la demanda que desde hace años veníamos reclamando. Un paso esencial frente a la pobreza, y para el fortalecimiento del modelo social que emana de la Constitución. En nuestra provincia un 55.5% de las personas paradas no tienen prestación, uno de los datos más altos del país en cuanto a falta de cobertura social, de ahí la importancia y el valor del acuerdo alcanzado por los agentes sociales y el gobierno para la extensión de un nuevo derecho subjetivo y su importancia para nuestra provincia.

Por último, este sindicato ha insistido en la necesidad de que el Consejo Económico y Social de la Provincia de Cádiz juegue un papel decisivo en el diseño de medidas de reactivación económica, que permita una actuación coordinada de conjunto de las administraciones y que cuente con los agentes sociales y económicos”.

Comunicado de la Diputación
El número de parados descendió en la provincia de Cádiz en un total de 2.911 personas, lo que representa una bajada del 1,61% respecto al mes de abril. A pesar de este descenso, la crisis de la pandemia sigue dejando unos resultados malos para el empleo en la provincia.
La de este mayo de 2020 es la “tercera peor bajada de la última década, en un mes que ya es plenamente turístico”, como explica la diputada de Empleo, Ana Carrera. El descenso obedece, sobre todo, a la reactivación del sector de la construcción. En estos momentos, la esperanza para la economía provincial está en la recuperación del sector turístico, que previsiblemente llegará en junio y julio, aun siendo complicado que el próximo verano se alcancen las elevadas cifras de descenso del paro que ha tenido la provincia en los últimos ejercicios.
Respecto a los ámbitos nacional y andaluz, el desempleo en la provincia tuvo un mejor comportamiento. En Andalucía también descendió el paro, aunque en menor proporción (0,94%). Sin embargo, en el conjunto de España las cifras han sido especialmente negativas, ya que el paro ha crecido en un 0,69%. En números globales, la de Cádiz es la segunda bajada más alta de España, sólo por detrás de la provincia de Sevilla.
En cualquier caso, los datos del desempleo en Cádiz siguen siendo “insostenibles”, con un total de 177.987 parados. Estos números, indudablemente lastrados por los efectos de la crisis sanitaria del COVID-19, están muy lejos de la mejor cifra vista en la provincia en la última década, concretamente la del mes de agosto del pasado 2019, cuando se contabilizaban 133.822 desempleados en la provincia. Otra fotografía que sirve de referencia para evaluar la situación actual es el número de parados del mismo mes del año anterior. Actualmente hay 35.779 parados más en la provincia de Cádiz, con un aumento del 25,16%. Hay que tener en cuenta igualmente que en la estadística de mayo no se cuentan como desempleados los incluidos en los ERTE.
En estos momentos el número total de beneficiarios de prestaciones por desempleo en la provincia es de 161.233.
Otro dato reseñable es que en mayo se firmaron en Cádiz 26.760 nuevos contratos, lo que supone un 17,94% más que en el mes anterior, cuando la situación crítica por la pandemia estaba en su momento álgido.
La diputada Ana Carrera recuerda que “desde el inicio de la pandemia, la Diputación de Cádiz está haciendo un importante esfuerzo por poner en marcha diversos programas destinados, por un lado, a salvaguardar los derechos de la ciudadanía mediante el diseño de un sistema de ayudas de emergencia con las que sostener a la población más vulnerable, apoyando a todos los ayuntamientos de la provincia; y, por otro, no sólo se mantienen, sino que se refuerzan los distintos programas para el fomento del empleo y la reactivación de los sectores productivos de la provincia”.
Hasta el momento, la Diputación de Cádiz ha movilizado casi 27 millones de euros de recursos propios para desarrollar todas estas iniciativas en sólo dos meses y medio, desde que se declarase la pandemia por el coronavirus, lo que ha obligado a modificar el presupuesto de 2020 y a invertir el 20 por ciento del superávit del año anterior, el porcentaje máximo permitido por la normativa.
No obstante, la presidenta Irene García ha reivindicado la necesidad de que el resto de administraciones respondan del mismo modo a la ciudadanía gaditana, que no sólo se enfrenta a las dificultades del momento actual, sino que arrastra desde hace años el lastre que suponen las elevadas cifras de desempleo. Por ello, y tras una reclamación unánime de los alcaldes y alcaldesas de toda la provincia -transmitida en el seno del Consejo de Alcaldías y en el encuentro de regidores de poblaciones de más de 20.000 habitantes-, Irene García remitió hace unos días al presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, una carta en la que le pide que se recuperen las medidas de fomento del empleo en el ámbito municipal y que, de una vez por todas, se dé respuesta a una reclamación que viene de lejos en la provincia de Cádiz, como es la puesta en marcha de un plan extraordinario de empleo”.

Comunicado de Izquierda Unida
La dirección provincial de Izquierda Unida en Cádiz ve imprescindible que tanto Junta de Andalucía como Gobierno central se comprometan con la provincia de Cádiz para revertir de manera urgente el paro estructural de la provincia. El coordinador provincial de IU Cádiz, Fernando Macías, considera que, aunque los datos aportados por el Ministerio de Trabajo relativos al mes de mayo en la provincia son positivos, lo cierto es que, en comparación al mismo mes del año pasado, la provincia registra un 25% más de desempleo y los 177.987 parados totales siguen siendo una cifra “nada asumible”.
Entiende el coordinador provincial de IU Cádiz que “tenemos que ser optimistas porque la gente se está partiendo la cara por encontrar trabajo y por crearlo”, aunque considera que “esta crisis tiene que servir para que toda la provincia cambie de dinámica y se comprometa a luchar contra la que es sin duda nuestra primera lacra, desde las administraciones, a los empresarios y sindicatos”.
Macías ve obligatorio “agradecer a quienes han cesado su actividad como autónomos y han vuelto con energías renovadas, porque están haciendo un esfuerzo enorme por mantener su empleo y por mantener el de sus trabajadores”. De hecho, recuerda el coordinador que gran parte del peso económico de esta provincia recae sobre las pequeñas y medianas empresas.

La Junta de Andalucía y el Estado tienen que comprometerse con Cádiz de manera seria y teniendo en cuenta nuestras necesidades”, reivindica, a la vez que aplaude que “el Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos ha apostado esta vez por las personas y no Comunicación Consejo Provincial IULV-CA Cádiz por las entidades financieras, como sí ocurrió en anteriores crisis, por lo que esperamos que esa tendencia se intensifique durante la legislatura.

Insiste Macías en la apuesta de Izquierda Unida por un obligado cambio de modelo productivo para la provincia de Cádiz que la haga abandonar los primeros lugares del ranking estatal y europeo del desempleo, y que aproveche el enorme potencial de la provincial, entre ellos, el del campo, “protagonista del descenso registrado este último mes en varias comarcas de esta provincia”. “Este nuevo modelo –apunta el coordinador-, debe centrarse en los productos de proximidad, en la pequeña y mediana empresa, en los pequeños comercios, en el turismo sostenible ecológica y culturalmente, en una industria que mantenga y dignifique los salarios de la clase trabajadora y en un necesario impulso estatal, autonómico y local desde las administraciones, es decir, desde el Estado”.