PUBLICIDAD:
Dental Company Ubrique


La Asociación de Empresarios de la Piel difunde un protocolo de actuación según el cual se intentará mantener un metro de distancia entre puestos de trabajo

Primer párrafo del comunicado.

Primer párrafo del comunicado.

La Asociación de Empresarios de la Piel de Ubrique (Asopiel) difundió el 16 de marzo un comunicado en el que da a conocer un protocolo de actuación. En el mismo figura, entre otros puntos, que se intentará mantener la distancia de un metro entre cada puesto de trabajo. El texto dice así: “Ante la situación excepcional por la que estamos atravesando tras la declaración del estado de alarma por el Gobierno de España el pasado sábado día 14 de marzo, nos encontramos ante un complejo proceso de toma de decisiones que se suman a las circunstancias que estamos sufriendo desde hace semanas y que requiere información, tiempo (aunque es materia urgente) y un esfuerzo conjunto que pedimos a todos los agentes del sector. Las repercusiones de dichas decisiones tendrán un impacto incalculable, por lo que es preciso meditar y consensuar cuantas acciones se determinen en los diferentes planes de choque que se establezcan, al efecto de garantizar y salvaguardar el bienestar y la salud de nuestros trabajadores, así como minimizar el impacto de las enormes consecuencias en el trabajo y en la economía familiar y empresarial que se prevén”.

“En el día de hoy nuestras empresas han consultado y consensuado con los representantes de los trabajadores las medidas que se han puesto en marcha para el cumplimiento de la normativa publicada por el Ministerio de Sanidad y el Ministerio de Trabajo, donde se establecen los correspondientes protocolos de actuación, según los diferentes niveles de exposición, pues la salud en el trabajo es la de nuestras empresas, por lo que también hacemos un llamamiento al resto de empresas para su cumplimiento, atendiendo que la marroquinería está clasificada como actividad de bajo riesgo”.
El protocolo acordado incluye los siguientes puntos:

  1. Los operarios deben entrar en las fábricas evitando aglomeraciones y dejando espacio suficiente entre uno y otro mientras acceden a las mismas.
  2. Se ubicarán en su puesto de trabajo y se les realizarán las preguntas que pueden indicar posible infección respiratoria y se tomará la temperatura. Se registrarán todas las incidencias.
  3. En las pausas y tiempo de descanso se evitarán las aglomeraciones y siempre, como norma general, se mantendrá la distancia de al menos 1,5 metros con las otras personas.
  4. Se intentará, en la medida de lo posible, que en el lugar de trabajo la distancia entre los puestos de trabajo de los operarios sea de al menos un metro, a fin de minimizar el riesgo de contacto.
  5. Asimismo, siguiendo las recomendaciones, se fomentará el teletrabajo y el trabajo no presencial en aquellos puestos de trabajo que lo permitan, dependiendo de la organización de cada una de las empresas.
  6. En el caso de que algún operario tenga síntomas indicativos de enfermedad respiratoria, se seguirán las pautas indicadas por las autoridades sanitarias.
  7. Deberá informarse individual y colectivamente a los trabajadores o en su caso a la representación legal de los trabajadores sobre estas normas.
  8. Se cumplirán las normas generales que se han facilitado por parte de las autoridades sanitarias y gubernativas.

El comunicado finaliza así: “Dicha información está siendo trasladada a nuestras respectivas plantillas y dando prioridad a los casos especiales existentes a los que se ha otorgado el mayor grado de flexibilidad posible”.