Nueve años desde que vinieron los antidisturbios

Por Francisco Rubio Macías
Junio de 2011

Ahora se cumplen nueve años de aquel día en que Ubrique fue visitado por los antidisturbios y nueve años después hemos estado reivindicando en las calles las mismas cosas que entonces. Los trabajadores y trabajadoras del sector de marroquinería han estado muy cabreados por la situación de estancamiento en la negociación de un nuevo convenio.
Ahora hemos sido capaces de firmar un convenio que podamos aceptar las dos partes y cada uno ha tenido que ceder en la medida que cada uno ha querido. Nueve años después, podemos decir que la situación general en lo laboral en Ubrique ha cambiado poco, ¿quizás aquella experiencia para todos sirvió de algo? y la de ahora ¿servirá?

Después de nueve años de diversas negociaciones de convenios, no ha habido ninguna igual a este año, donde la patronal se ha aferrado a una subida salarial tan distante de las circunstancias actuales. Pero es que la misma patronal sabe que en Ubrique vale todo. Está tan acentuada esta realidad que los trabajadores y trabajadoras participamos de ella. Los empresarios, como no puede ser de otra manera, están para ganar dinero porque para ello montan las empresas. Y los trabajadores estamos para ganar dinero con nuestro trabajo. Pero tanto los trabajadores como los empresarios deben de saber que ganar dinero a costa del otro, con ilegalidades o con explotación, no es lícito. No se puede pretender, como así se conoce, que se montan empresas que utilizan a trabajadores como mano de obra barata y después los trabajadores por falta de cultura laboral, por circunstancias, por cobardía o por aprovechamiento mutuo aceptan situaciones que parecen cogidas de otra década.Ante todo esto ¿Para que nos sirve el Convenio?, si después aceptamos otras condiciones que nada tienen que ver con lo firmado. Al igual que DEBEMOS exigir contratos DEBEMOS exigir salarios. Ubrique debe ir buscando su lugar en el mercado, dentro de lo legal, porque de nada sirve que apostemos mucho por las marcas, grandes ferias, grandes eventos, grandes paneles, cartera mas grande del mundo, denominación de origen y muchos viajes al extranjero, si después en el interior del pueblo todo es humo de diseño, jornadas, economía social, apuesta por el futuro, ect.etc…

Porque lo que está en juego es el futuro de nuestro sector, de nuestros hijos, de nuestro pueblo, y si los trabajadores y trabajadoras continuamos consintiendo dicha explotación, eso es lo que le dejamos a nuestros hijos y a nuestro pueblo. Que después si el sector no encuentra trabajadores dirán que la culpa la tiene el trabajador que no quiere trabajar. Siempre la culpa va a ser para el trabajador, pero en este caso también hay que mirar la viga en otro ojo que es la actitud del empresariado que sin escrúpulos utiliza esta mano de obra barata y no para invertir en el interior de la empresa que es la que le da los beneficios sino para invertir en otras cosas muy distintas. Por eso otro de los grandes problemas de esta industria local es que las empresas (algunas) están descapitalizadas y no disponen de liquidez para invertir en futuro y menos en el presente, sino que invierten en otra cosa muy distinta.

Espero que estos momentos vividos en Ubrique en las últimas semanas nos pueda hacer reflexionar a todos sobre el futuro y que cada uno aguante su parte de responsabilidad y que podamos tener una industria prospera, con derechos, con justicia y lo más importante con empleo digno.

Para eso los trabajadores y trabajadoras tienen que ser conscientes de que el futuro está en nosotros, que lo que perdemos lo hacemos para siempre y lo que ganamos lo hacemos para un día. Demos ya un golpe encima de la mesa y digamos ¡hasta aquí hemos llegado!

Monumento al Petaquero. Manifestantes en las puertas de los locales de los sindicatos.
Manifestación de 25 de junio de 2002. Contenedor ardiendo.
Guardias antidisturbios. Afectado por la carga policial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *