Los misteriosos problemas de la Escuela Municipal de Música, por Francisco Sánchez Moreno

Una audición de junio de 2013 de la Escuela Municipal de Música.

Una audición de la Escuela Municipal de Música de junio de 2013.

ARTÍCULO DE OPINIÓN
Francisco Sánchez Moreno
(Profesor de la Escuela Municipal de Música)

Recientemente , con fecha 4 del 10 del 2013, el grupo municipal de IULV-CA emitía un comunicado en el que celebraba “el compromiso unánime de afrontar y solventar los problemas de la Escuela Municipal de Música”. Como profesor en activo desde el año 1996 en la Escuela Municipal de Música y como padre de una alumna me gustaría expresar mi opinión respecto a dicho comunicado. Ante todo decir que cualquier opinión o decisión sobre un servicio municipal que parta de los representantes políticos merece respeto pues hablamos de “servicios públicos” y deben estar sometidos a control. Pero también se debe exigir que este control se realice con rigor, de manera imparcial y sobre la información que proporcionen tanto los trabajadores del servicio (en este caso los profesores y el personal no docente), los usuarios (alumnos, padres y público que asisten a las actividades de la Escuela) como los responsables municipales que en el momento gobiernen en el Ayuntamiento. Dicho esto, el citado comunicado carece de lo que considero el rigor mínimo sobre todo por la escasez e incluso ausencia de detalles concretos.

Intentaré explicar esto y cito textualmente los puntos del comunicado en que me baso:
1. “Tras diversas informaciones que nos transmitían cierta alarma social sobre la Escuela Municipal de Música […]”.
¿Cuáles son esas informaciones? ¿En qué consiste la alarma social? ¿De cuál de los colectivos antes citados provenía esa información? ¿La información era la misma en todos los casos: alumnos, padres, profesores y responsables municipales?
2. “Por parte de la Sra. Herrera se nos informaba, entre otras cosas, sobre la falta de explicación de las ordenanzas de la escuela de música, la reunión mantenida con los profesores así como con los padres de los alumnos del centro, contactos que han contribuido en buena manera a que las actividades escolares de música no se vean perjudicadas”.
¿En qué consiste la falta de explicación sobre las ordenanzas de la Escuela de música? ¿Quiénes son los responsables de dar esas explicaciones?
Las ordenanzas de la Escuela son públicas, recogen las tasas del servicio y el cobro de dichas tasas se realiza desde el servicio administrativo del ayuntamiento desde los inicios del Centro. Pero es cierto que estas ordenanzas no recogen claramente algunas las posibilidades de matriculación y pueden dar lugar a una mala aplicación en casos puntuales. Es el caso de alumnos que estén en Coral y lenguaje musical: en teoría pagarían más que los que cursan instrumento y lenguaje musical pese a no recibir ninguna clase individual. O si cursan un instrumento y coral en cuyo caso no está claro si deben beneficiarse del descuento por estar matriculados en más de una especialidad instrumental. Simplemente las ordenanzas necesitan adaptarse a la oferta educativa actual y contar para ello con el asesoramiento del centro cosa que no se hizo cuando se aprobaron las actuales.
Me consta también que por posibles errores administrativos no malintencionados no se han cobrado ciertos servicios como el coro Infantil para alumnos matriculados en instrumento. No obstante en cuanto se tuvo conocimiento de esta irregularidad se convocó una reunión informativa para los padres de alumnos afectados y se dejó en manos de los responsables municipales mantener o no esta cuota.
Otras veces la irregularidad en el cobro no ha sido colectiva sino individual y se le ha comunicado directamente al interesado o éste lo hace a la administración según sea el caso. Hay que tener en cuenta que durante los últimos cursos la administración de la escuela no se realiza en el mismo centro lo que no siempre facilita la comunicación Escuela-Servicio de cobro. Señalar también que todo el cobro de tasas corre a cargo del Ayuntamiento y son muchas las posibles cuotas mensuales: alumno individual, familias, instrumento solo o con lenguaje musical, instrumento más coro, dos instrumentos, etc.
Tampoco se ha cobrado nunca la tasa de matriculación. Está se aprobó en un momento de precariedad económica para muchas familias debido a la crisis a nivel nacional. Desde la dirección del centro siempre se pidió a los Alcaldes correspondientes que no se aplicara esta tasa para que ello no impidiera a muchos alumnos el poder matricularse. Sobre este punto también se informó a los padres y alumnos que así lo requirieron en el período de matriculación durante los pasados cursos.
Respecto a la segunda parte del párrafo: “[…] la reunión mantenida con los profesores así como con los padres de los alumnos del centro […] han contribuido en buena manera a que las actividades escolares de música no se vean perjudicadas”.
¿Perjudicadas por qué?
Conviene recordar que durante los pasados cursos y desde hace ya bastantes años el alumnado matriculado en el centro supera los 200 y que en general el desarrollo de las actividades nunca se ha visto afectado gravemente por las cuestiones internas de tipo pedagógico que tiene éste y cualquier centro educativo. Eso no quita que siempre hayan existido aspectos mejorables pero no tengo claro si son éstos a los que se refiere el comunicado aquí analizado pues no los cita. Me consta además que en la reunión con los profesores en la que participé esas cuestiones no tomaron el cariz de “alarma social”.
3. “De este encuentro municipal destacamos el compromiso de actualizar los Estatutos de la Escuela Municipal de Música, algo que junto al trabajo coordinado del equipo directivo, la celebración de claustros de profesores, así como la necesaria participación de padres y alumnos a través de una Asociación de Padres hagan que se traten y solventen los problemas de la Escuela, y que desde un Consejo Escolar donde estén representados profesores, padres, alumnos y la propia Corporación Municipal se rescate el espíritu integro con el que un día fuimos capaces de construir en Ubrique una Escuela Municipal de Música”.
En primer lugar para actualizar los estatutos hay que conocer los existentes y señalar sus carencias. ¿Cuáles son estas?
En segundo lugar lo de la celebración del claustro de profesores ¿sugiere acaso que estos no se han realizado? Resulta difícil imaginar que se puedan organizar audiciones y conciertos en los que han llegado a actuar cerca de un centenar alumnos sin contar con el consenso y el apoyo de los profesores. Tan solo durante algunos cursos académicos no ha habido un día en el que coincidan todos los profesores en el centro debido a las circunstancias particulares de cada uno (algunos profesores compaginaban su trabajo en esta Escuela con labores docentes en otros centros). Aun así el equipo directivo, cuyo trabajo siempre ha sido “coordinado”, no ha tenido gran dificultad para encontrar fórmulas de comunicación entre solo siete profesores.
En tercer lugar ante la ausencia de AMPA y consejo escolar la información que se ha recabado de los padres y alumnos no puede ser muy completa a menos que haya tenido lugar una reunión multitudinaria de la que no tengo noticia. Los misteriosos problemas de la escuela no parece que surjan de quejas de este colectivo.
A este respecto el único órgano representativo de los padres que desde el año 98 ha tenido el centro ha sido el AMPA que se disolvió por voluntad propia de sus integrantes (durante el curso 09-10 si no recuerdo mal) ante la falta de padres que ocuparan los cargos directivos. Pero ya en el pasado curso surgió la iniciativa de recuperar el AMPA por parte de varios padres y esperemos que sea secundada durante el presente curso por la mayoría. Sólo a ellos debemos el que así sea.
El consejo escolar como tal nunca ha existido. Esto no quita para que se formalice su creación si todas las partes lo creen conveniente, y me consta que ya hay un colectivo de padres que lo propuso a los responsables municipales antes de la celebración del pleno extraordinario que se cita en el comunicado. De todas formas estoy de acuerdo en que su creación contribuirá a mejorar la actividad de la Escuela en tanto que permite la participación de todos los miembros de la comunidad educativa.
Y en cuarto lugar, respecto a “rescatar el espíritu íntegro […]”.
¿Es que ese espíritu se ha perdido por el camino? ¿En qué momento y cómo?
Aquí no puedo menos que entrar en el terreno personal. Son muchos los años trabajando junto a otros compañeros en la Escuela Municipal de Música y el “espíritu” del centro así en abstracto se ha concretado en muchos aspectos:
Oferta pedagógica amplia, adaptación de esta al perfil del alumnado y a su evolución en estos cerca de 20 años, alto número de matriculaciones, multitud de conciertos de alumnos, profesores y músicos profesionales y sobre todo una buena acogida en general de los alumnos y padres hacia la actividad realizada por todos los que han pasado por la Escuela. Y digo en general porque nadie ha estado libre de cometer errores: alumnos a los que no se ha satisfecho, profesores que en ocasiones no hemos rendido adecuadamente, actividades que no han tenido demasiada aceptación, etc.
Sobre esto hay muchos datos objetivos recogidos en las memorias anuales enviadas a los organismos de control de la Junta de Andalucía y muchos más que podemos aportar por experiencia personal los que hemos trabajado tanto en la dirección del centro como en labores docentes. La calidad del proyecto del centro además ha permitido beneficiarnos de subvenciones durante todos estos años (salvo uno en que fue concedida pero la Junta suspendió el pago a causa de la situación de crisis nacional). Con éstas se han sufragado gran parte de los gastos de material y actividades del centro.
Todo esto ha sido así al menos hasta el pasado curso. Así que afirmar que el “espíritu original” tiene que ser rescatado, sólo puede venir de quienes desconocen a fondo este centro o tal vez tienen intenciones poco fieles a ese “espíritu” y no están respetando el trabajo “al pie del cañón” de todos los que hemos contribuido a que la Escuela sea lo que es.