Lo peor está por venir, artículo de opinión de Casiano López Pacheco

PAPELES AL VIENTO
Casiano López Pacheco

No sabemos si nos encaminamos con seguridad al fin del mundo del calendario maya, que ya anda cercano pero los días no dan tregua y un titular desplaza a otro con la celeridad de un rayo. Lo mismo el Papa de Roma-con motivo de la publicación de su nuevo libro- desahucia a la burra y al buey del portal sin que le tiemble la mano y con el consiguiente perjuicio a los belenistas y a la tradición, que Artur Mas, en la taifa catalana, pierde las elecciones y también el órdago independentista lanzado como un desafío al resto de España. Lo mismo se encuentra un relieve fálico en el Patio de Banderas de Sevilla que podría indicar la existencia de un remoto lupanar en la zona, que Fernando Alonso pierda el Mundial por escaso margen gracias a una dudosa maniobra de Vettel, o que el mismo Betis gane al Madrid desquitándose de la goleada que le metieron los palanganas. Así funciona el mundo, que caray.
Pero he querido dejar en reposo una noticia en particular que tiene lo suyo y me explico:
José A. Griñán no es todavía de raza negra. Por no llegar, no llega ni a mulato aunque fuese al Carnaval de Caí, pero seguro que si pone tela de empeño puede conseguirlo, porque la comunidad donde gobierna su partido desde hace 30 años ( qué friolera ) es una tierra de promisión y aquí cada quisqui puede cumplir sus sueños. No decía el olvidado Borbolla que Andalucía era la California de Europa, el muy inocente.
Y el tal Griñán, heredero de un tal Chaves ¿ para cuándo un homenaje al artífice de las sucesivas modernizaciones andaluzas, que sestea en su mullido escaño a la espera de su más que bien ganada jubilación?, se permite el lujo de emular al divino Obama soltando la perla inigualable de “ que lo peor está por venir” pronunciada en la sacrosanta y silente sede del Parlamento andaluz, enfrascado aquel día en la defensa de las partidas destinadas a políticas sociales del Presupuesto para el fatídico año 2013, añadiendo por si fueran pocos los avíos del puchero y para irnos animando, que se tardarán 15 años en recuperar los niveles de empleo de 2007.
Una reflexión y un análisis de lujo para un político de muchos quilates que de esta guisa respondía sin despeinarse a una pregunta del portavoz de IU, J. Antonio Castro, y que juntos después, al alimón, como una pareja muy bien avenida o compinchada, argumentaban las excelencias de sus medidas en políticas sociales, tan diferentes a las impuestas de forma criminal, a diestro y siniestro , por el malvado Gobierno de la Nación
Lo nuestro es un “ presupuesto de resistencia “ recalcaba el veterano adalid del PSOE que aún persiste en la cantinela de las bondades de sus acciones en nada menos que en Educación- su principal apuesta, dixit- o en las prestaciones sanitarias también. Menuda jeta tiene el personal. Los podadores de Andalucía- porque el aburguesado Valderas es otro que tal baila- presumen de ser menos malos que las carniceras gaviotas del PP. Vamos, que tenemos que estar encima de todo, agradecidos.
Ándale ya, váyanse todos donde picó el pollo. Cómo quieren que esperemos 15 años para salir de la pobreza y el paro. Pero qué dices, pisha. No estás loco ni ná. En 15 años no queda aquí ni el apuntaó, y ellos, veremos a ver dónde acaban ellos.

Noviembre de 2012