El Partido Animalista, en desacuerdo con clases prácticas en un tentadero de becerras con niños como alumnos

El Partido Animalista remitió a esta redacción el 3 de octubre de 2019 un escrito dirigido a la alcaldesa, Isabel Gómez, en el que muestra su desacuerdo con actividades realizadas en «un tentadero de becerras en clases prácticas con niños/as como alumnos/as». El texto dice así: «Desde el Partido Animalista PACMA tenemos conocimiento que en Ubrique se ha llevado a cabo un tentadero de becerras en clases prácticas con niños/as como alumnos/as. No podemos estar de acuerdo con este tipo de actividades por diversas razones:
1.- Que no hay nada de educativo para niños/as el torturar becerras, crías que no pasan los dos años de edad. Entendemos así que se está normalizando el maltrato animal a una futura generación que debería educarse en valores de respeto hacia sus iguales.
2.- Que toda actividad que conlleve el uso de animales, implica daños físicos y/o psicológicos para los propios animales así como para aquellos/as niños/as que participan directa e indirectamente, tal y como señala la ONU: “A fin de prevenir los efectos dañinos de la tauromaquia en niños, el Comité Derechos del Niño de la ONU recomienda que el Estado parte prohíba la participación de niños menores de 18 años como toreros y espectadores en corridas de toros. La tauromaquia supone una extrema violencia para la infancia”.


El texto continúa así: «En todo caso, debemos poner en valor que los especialista en la defensa de la infancia y adolescencia que forman el Comité de los Derechos del Niño en siete ocasiones han incluido la tauromaquia en el apartado relativo a la «Violencia en contra de los niños», haciendo expresa referencia al «Derecho del niño a no ser objeto de ninguna forma de violencia», un hecho que, por un lado, refuerza su convicción de que la tauromaquia es una actividad violenta y perjudicial para la sociedad, así como una fuente de educación en la violencia y, por otro, la vincula con los preceptos de la Convención que el Estado parte debe tener en cuenta para garantizar los derechos humanos de los menores de edad en este ámbito.

Así pues, no estamos a favor de las escuelas taurinas, ya que suponen una extrema crueldad. Consideramos imprescindible una educación en valores, que fomente el respeto hacia los animales y el entorno y que rechace la violencia.

Desde PACMA Cádiz proponemos que en Ubrique se dejen de acoger espectáculos de toda índole taurina, especialmente si hay niños/as involucrados/as, así como exigimos al Ayuntamiento alternativas de ocio éticas que sustituyan al maltrato animal».