Entrevista con Manolo Cabello Izquierdo, candidato número 2 de Pacma por Cádiz en las elecciones generales del 28 de abril

ENTREVISTA
El Periódico de Ubrique

Cartel electoral de Manolo Cabello como candidato de Pacma.

Cartel electoral de Manolo Cabello como candidato de Pacma.

Manolo Cabello Izquierdo, nacido en la calle San Pedro nº 22 (actual Fray Diego) el 4 de septiembre de 1958, de profesión maestro-fontanero, ejerció durante 16 años en la primera etapa de Primaria en el colegio Sagrado Corazón. Ha sido bajista de las orquestas Boxer y Star. Desde 2004 trabaja en calidad y control de Aguas de Ubrique-Aqualia. Es militante activo del Pacma desde hace seis años. Fue representante electoral en las autonómicas por Cádiz. Para las elecciones generales del 28 de abril de 2019 figura en el puesto segundo por Cádiz en la candidatura del Partido Animalista Pacma para el Congreso de los Diputados.

¿Cuáles son las principales propuestas de Pacma en estas elecciones?
Las propuestas del Partido Animalista contra el maltrato animal-PACMA, son tres grandes bloques. Lógicamente, como animalista, el maltrato animal no debe ser algo secundario ni debe ser un capítulo menor en los programas electorales. Es un problema social de primer orden y hay que abordarlo con urgencia. Los animales no pueden esperar más en pleno siglo veintiuno. Además, el Pacma se toma muy en serio los otros dos grandes bloques de su programa electoral que son el medio ambiente -con un profundo estudio para luchar contra el cambio climático- tratando de preservar el Planeta que es donde vivimos los animales humanos. Y que como personas que nos ha tocado nacer y vivir en España, necesitamos una equilibrada y progresista justicia social. En resumen, las principales propuestas del programa electoral del Pacma apuestan por los animales -necesariamente-, el medio ambiente y la justicia social.

Manolo Cabello, candidato de Pacma.

Manolo Cabello, candidato de Pacma.

¿Cuál es la postura de Pacma ante la tauromaquia, la suelta de toros por las calles y la caza?
El Pacma de «mi alma», como me gusta llamarle, dio sentido y congruencia a lo que, desde hacía años, rondaba por nuestra cabeza. Siempre nos preocuparon los problemas de la ecología y de la evolución hacia un mundo más justo y pacífico. Un buen día, hace más de un lustro, nos metimos de lleno en el activismo por los animales a través del único partido que, de entrada, está visceralmente en contra de lo que nos hace como país, estar a la cola del maltrato animal en Europa. Por eso, estando a favor de la ética y la empatía hacia los animales, consideramos la tauromaquia con todas sus modalidades, incluida la trasnochada e improcedente suelta de animales herbívoros por las calles, y la caza -que elimina a tiros la vida de veinte millones de animales silvestres por pura diversión- como dos lastres que embullen a nuestra sociedad, en la más profunda, patética y cruel involución. Una mente sana no puede concebir el daño que con tanta saña se le infringe a esos seres inocentes y sin voz que son los animales y que en el plano de sentir, está demostrado científicamente, son como nosotros. No se trata de que, de buenas a primeras, todos seamos veganos o vegetarianos
-eso es un proceso personal al que nadie puede obligar- pero los bastiones de la tauromaquia y la caza deben ser abolidos por ley y sin referéndum, en pro de una sociedad donde los valores de la no violencia, tan cacareada en el día de la paz, el amor y el respeto puedan hacerse hueco. Al igual que fueron abolidas otras barbaridades del pasado como la Inquisición, la esclavitud, el negado voto de las mujeres o el simple gesto de fumar en los locales públicos. Por lo tanto, erradicación de la caza y abolición de la tauromaquia.

En caso de obtener acta en el Congreso y en caso de ser necesario, ¿Pacma se inclinaría por un gobierno de izquierdas, por apoyar al bloque de derechas o por la abstención?
El progreso evolutivo en la intención y número de votos del Pacma desde que en el 2003 surgiera de la necesidad de politizar la cuestión del activismo por los animales, ha sido imparable. Incluso en las anteriores elecciones generales llegamos a ser la primera fuerza extraparlamentaria. Y es muy probable, según las encuestas, que podamos alcanzar uno o dos diputados en estos comicios. Si alguien ha visto el vídeo electoral, Pacma se posiciona en contra de la «involución» que proponen otros partidos y luce con orgullo, la necesaria «reEvolución» que, por supuesto, es progresista. Con propuestas innovadoras por los animales, el medio ambiente y la justicia social. Como apuntábamos antes.

Manolo Cabello, en una manifestación.

Manolo Cabello, en una manifestación.

¿Tiene Pacma propuestas concretas para Ubrique?
Si dejamos volar la imaginación, veríamos a un Ubrique -nuestro querido pueblo- como una villa más ejemplar, si cabe. Recordamos aquel slogan que decía «Ubrique, blanco de paz», que se promovió en los colegios hace algún tiempo y nos preguntamos si pudiera ser del todo alcanzable. Por lo pronto las propuestas del Pacma son a nivel nacional pero, en particular, podemos afirmar que el seguimiento y aumento de votos a nivel local se ha multiplicado con creces. Cada vez hay más paisanas y paisanos que prefieren un Ubrique libre de maltrato animal. No hay nada más que mencionar la ingente labor en pro del sacrificio cero que está desarrollando la protectora local «Zarpitas». Uno de sus logros, en colaboración con el Pacma, fue el firme propósito del equipo de gobierno de erradicar los circos con animales. Y como aspirante número dos al Congreso por Cádiz, si el futuro sigue «reEvolucionando» hacia un mundo más verde y solidario, desearía para mi pueblo… la erradicación de las perreras ilegales que circundan nuestra periferia, donde malviven atados y confinados los pobres.
Que la casa grande tomara las necesarias decisiones y pusiera los medios para promover la adopción y el sacrificio cero de canes; luchando contra el abandono de animales; promoviera el método CES para el control de colonias felinas y pusiera en funcionamiento dispensadores de maíz anticonceptivo para las cruelmente llamadas «ratas voladoras». Promover para nuestra industria paulatinamente, materiales libres de explotación animal, que ya existen y de extraordinaria calidad, como alternativa a los problemas sociales y medioambientales que supone, a ciencia cierta, la obtención de la materia prima, la piel. Dejar la «plaza de todos» para espectáculos culturales -sabiendo que la tortura no es cultura. Y por supuesto, la supresión de aquel «gol» que nos colaron por la escuadra hace un lustro. Eso que dicen «el que no quiera, que no vaya». Aquello que atrae sólo por su morbo, como las peleas ilegales de perros. Eso que hace preguntarnos aquello de qué pinta un animal desubicado, desarraigado, pugnando por su libertad arrebatada y que después será ajusticiado en privado, por las calles Magdalena, San Ignacio, Obispo Panal y Jesús. Un animal que lo único que puede generar, defendiéndose, es dolor y muerte a los incautos. Por lo tanto y volviendo a las Generales del próximo 28A, por los animales, el medio ambiente y la justicia social, pido desde estas líneas de nuestra prensa local, el voto para la «reEvolución» verde del partido Animalista -PACMA que está visceralmente en contra de la involución.

 

Manolo Cabello, defensor de los animales.

Manolo Cabello, defensor de los animales.