IU conmemoró el aniversario de la proclamación de la Segunda República el 14 de abril

Homenaje a los republicanos represaliados de Ubrique.

Homenaje a los republicanos represaliados de Ubrique.

Izquierda Unida de Ubrique informó de la conmemoración del aniversario de la Segunda República española en un acto celebrado el domingo 14 de abril de 2019 en el cementerio, junto al monolito en el que se recuerda a los ubriqueños republicanos fusilados. Se abrió el acto con una ofrenda floral. Seguidamente, la concejala de IU, Pepi Morales Girón, leyó un manifiesto y la poesía de Miguel Hernández «Para la libertad». A continuación, José Garcia Solano leyó el «Manifiesto del PCE y la UJCE 14 de abril 1931/2019» y una poesía propia. Finalmente, se leyó un texto conmemorativo del 80 aniversario del exilio republicano en Francia.

La concejala de IU, Pepi Morales Girón, lee un manifiesto.

La concejala de IU, Pepi Morales Girón, lee un manifiesto.

 

José García Solano, durante la lectura de un manifiesto.

José García Solano, durante la lectura de un manifiesto.

 

Asistentes al acto.

Asistentes al acto.

 

Manifiesto del PCE y UJCE:

«Hoy, 14 de abril de 2019 conmemoramos el 88 aniversario de la proclamación de la II República de España, hecho que constituye una oportunidad de reconocer los avances sociales, económicos y democráticos que significó para las españolas y los españoles aquel proceso: los derechos laborales y el derecho al trabajo como eje fundamentales de la acción política, el impulso de la educación y la cultura en España, la defensa de los derechos de la mujer, las limitaciones al poder de la oligarquía, la apuesta por la dignificación de las condiciones de vida en el campo, el rechazo a la injerencia de la Iglesia Católica en la política y de los sectores más reaccionarios en la vida diaria de las gentes.

También es una ocasión obligada de rendir un merecido homenaje a todas aquellas personas que defendieron la democracia frente al golpe de Estado fascista de 1936. Los que la defendieron antes del golpe, los que lo hicieron durante el mismo y durante la Guerra de España defendiendo al legalidad republicana y aquellas y aquellos que lucharon por la libertades democráticas durante los 40 años de la dictadura de Franco. Sin embargo, esto no será posible si miles de ellas y ellos siguen desaparecidos y sus restos escondidos en cunetas y fosas indignas. Mientras que el Estado no asuma su responsabilidad de buscar y encontrar a los desaparecidos, mientras no cumpla con los convenios y tratados internacionales ante uno de los mayores genocidios contemporáneos, no podremos pasar esta página de la historia. El PCE sigue exigiendo Verdad, Justicia y Reparación.

Llegamos a este 14 de abril tras un año intenso en lo político, en lo económico y en lo social. Seguimos inmersos en una crisis que afecta a importantes sectores sociales y con especial crudeza a las mujeres y a la juventud. Se intensifican las políticas neoliberales contra la clase trabajadora y el pueblo y por ello una tarea prioritaria del Partido es trabajar para unir y sumar las diferentes reivindicaciones y movilizaciones para avanzar en la construcción de la unidad popular, del bloque político y social alternativo, rupturista y republicano.

La recomposición del régimen pretende mediante unas limitadas reformas, incluso algunos retoques de la Constitución del 78 pero sin introducir mecanismos de garantía, cumplimiento y exigibilidad por el pueblo de los derechos sociales que enumera, mantener las bases del dominio del capital sobre la voluntad popular: un modelo económico y social en beneficio de una minoría, el mantenimiento del poder del sector financiero, una democracia limitada y controlada y la Monarquía. Frente a esta recomposición del régimen monárquico es necesario construir una alternativa programática, social y política lo más amplia y unitaria posible. Una alternativa que confronte e impida la recomposición del sistema.

El PCE defiende que la República es la única salida para la inmensa mayoría de la población y para todos los pueblos del Estado. La República es la mejor garantía de unidad del Estado, de una España que la monarquía no puede mantener unida. Defendemos la República como respuesta a las necesidades de la mayoría social trabajadora y el pueblo. La III República como salida a la crisis económica, social y política de nuestro país.

Ante todo nuestro pueblo, el PCE reitera su compromiso de trabajar lo más unitariamente y de forma constante por el fin del régimen monárquico del 78 y manifiesta su firme defensa de los valores republicanos de Libertad, Justicia, Igualdad, Feminismo, Laicidad, Cultura y Solidaridad.

Nos comprometemos en organizar la unidad de las fuerzas políticas, sindicales y sociales para forzar la ruptura democrática con el régimen corrupto de la Monarquía y abrir un proceso constituyente hacia una democracia real, participativa, laica, federal y republicana y un modelo económico y social al servicio de la clase trabajadora y del pueblo. Para ello, es fundamental que en el próximo ciclo electoral: (generales, autonómicas, europeas y municipales) los votos de las personas trabajadoras no vayan a los enemigos del progreso social y las libertades.

El Partido Comunista de España y la Juventud Comunista hacemos un llamamiento al conjunto de las fuerzas de progreso de nuestro país, a la mayoría social trabajadora y a la ciudadanía en general para que este 14 de abril sirva para seguir removiendo conciencias a favor de una III República al servicio de la clase obrera, en defensa de los derechos sociales y democráticos que nos vienen siendo arrebatados por el régimen monárquico. Para una vida digna del conjunto del pueblo es necesaria la República de los y las trabajadoras.
¡Viva la III República!».

Poema, por José García Solano

«A las víctimas del franquismo por defender la República que los reconocía como ciudadanos libres e iguales y los amparaba ante la cruel ignominia de quienes siempre se creyeron sus amos y señores (la aristocracia terrateniente, el clero y el militarismo felón).

Un silencio de ensordecido clamor.
Cientos de miles de muertos que dan vida.
Pagasteis un precio sin límite,
vuestros verdugos gozaban de bendición,
alguno, bajo palio, era llevado.

Lo que os debemos es tanto
que varias vidas necesitaríamos
para poderos pagar.

Nuestro compromiso renovado y fiel será
restituir vuestra dignidad,
que nunca perdisteis, sí se os arrebató.

No lo será, si no conseguimos
en esta o en otra generación
cogiendo el testigo.

Que las manos asesinas
que a las fosas os arrastró
a la República a todos nos secuestró».

 

80 aniversario del exilio republicano en Francia

«Este año, 2019, se conmemora el 80 aniversario de la Retirada, la llegada masiva de republicanos españoles a Francia ante el avance de las tropas que se sublevaron contra el régimen legal y legítimo de la Segunda República.

Fueron entre 45.000 y 50.000 las personas que se vieron obligadas a abandonar Andalucía como consecuencia de la insurrección militar contra el régimen republicano.

Muchas de estas personas sufrieron durante su periplo uno de los mayores episodios de crueldad de la Guerra de España, la llamada Desbandá de la carretera de Málaga a Almería. Muchs de quienes sobrevivieron pudieron continuar su camino hacia Valencia, Barcelona y la frontera.

En aquel gran éxodo de enero y febrero de 1939, los andaluces representaron el 10,50 del conjunto de los republicanos españoles que marcharon entonces al exilio francés. Las personas procedentes de Andalucía representaron el tercer grupo humano exiliado desde España en el país vecino, detrás de los procedentes de Cataluña (el 36,50%) y Aragón (el 18%).

Antes de la entrada masiva de milicianos en el país galo, es decir, antes del 6 de febrero de 1939, el mayor porcentaje de andaluces que llegaron a Francia procedía de Málaga (el 44%), en tanto que los procedentes de la provincia de Cádiz representaron el 5,50% del total andaluz. De estos gaditanos decenas de ellos eran ubriqueños.

Hoy, en el 80 aniversario del inicio de aquel exilio, recordamos a dos de ellos a modo de ejemplos representativos de todas las personas de Ubrique que se vieron obligadas a refugiarse más allá de la frontera pirenaica.

El primero de ellos es Segundo Orellana Regordán, uno de los organizadores en Ubrique del partido de Izquierda Republicana, al que pertenecía el que fue presidente del Gobierno y presidente de la República, Manuel Azaña, y en el que también militó el último alcalde republicano de Ubrique, Manuel Arenas Guerrero, El Americano.

Segundo Orellana fue uno de los gestores del Frente Popular del Ayuntamiento de Ubrique entre febrero y julio de 1936. Ocupó este puesto tras el triunfo de la candidatura del Frente Popular en las elecciones generales del 16 de febrero de 1936, que dieron paso a un Gobierno de izquierdas que restituyó los ayuntamientos que habían sido elegidos el 12 de abril de 1931 y que habían sido destituidos durante el Bienio Negro. Las vacantes de aquel gobierno local elegido por voto popular en 1931 fueron llenadas por decisión gubernativa por representantes de los partidos de la coalición triunfadora en las últimas elecciones generales, entre ellos Segundo Orellana. En Ubrique el Frente Popular obtuvo el 72% de los votos emitidos.

La segunda persona representativa de aquellos ubriqueños que marcharon al exilio hace 80 años es Josefa Sevilla Villanueva, que fue presidenta de la Sociedad de Obreras Sirvientas Renacer, de Ubrique. Esta entidad había sido fundada en la primavera de 1936 y su finalidad fue la defensa de los derechos laborales de las empleadas de hogar.

Josefa Sevilla también se vio obligada a marchar al exilio en Francia y ya nunca volvió a su pueblo natal.

Precisamente, hace unos años, el Consejo Local de la Mujer, por iniciativa de IU, propuso celebrar un homenaje a la asociación Renacer, y este tributo contó con el respaldo unánime del Ayuntamiento de Ubrique.

Finalmente, además de las personas que se tuvieron que exiliar, recordamos también a quienes una vez acabada la Guerra de España regresaron a su pueblo desde la zona que había estado bajo control del Gobierno legítimo de la Segunda República. Fueron 202 hombres y 47 mujeres. Muchos de ellos fueron sometidos a juicios sumarísimos y sufrieron penas de cárcel.

Frente a la brutalidad de quienes impusieron en España un régimen desolador, valgan estas palabras de pura poesía escritas en un trozo de papel que guardaba en su mano un escritor ilustre, un andaluz universal, que murió en una modesta pensión del sur de Francia al poco de cruzar la frontera: “Estos días azules y este sol de la infancia” (Antonio Machado)».

Ofrenda floral en el monolito a los republicanos ubriqueños fusilados.

Ofrenda floral en el monolito a los republicanos ubriqueños fusilados.