Rescatado por los bomberos de Ubrique un hombre de nacionalidad inglesa que había desaparecido en la Garganta Verde

Uno de los bomberos del parque de Ubrique, durante la operación de rescate en la Garganta Verde.

Uno de los bomberos del parque de Ubrique, durante la operación de rescate en la Garganta Verde.

Bomberos del Grupo de Rescate en Montaña (GRM), con sede en Ubrique, rescataron durante la madrugada del 16 al 7 de marzo de 2018 a un hombre de nacionalidad inglesa que había desaparecido en la Garganta Verde, en el Parque Natural Sierra de Grazalema. Esta persona, de 51 años de edad y domiciliado en Algodonales, había salido “a recorrer el barranco de la Garganta Verde en solitario y sin conocimientos suficientes”, según expresó el Consorcio de Bomberos de la provincia de Cádiz. Según informó este organismo, a las 22:14 horas del día 16, la Sala de Emergencia del 085 recibió el aviso de la pareja del desaparecido, en el que alertaba de que no había regresado de la ruta. La comunicante indicó el lugar donde permanecía aparcado su coche, y una vez que la Guardia Civil verificó la ubicación del vehículo en el exterior de la ruta de la Garganta Verde, el Grupo de Rescate en Montaña (GRM) se activó, trasladando a nueve bomberos hasta el lugar. No fue posible comunicar con el desaparecido porque no llevaba consigo teléfono móvil.

Según el Consorcio, los bomberos establecieron tres grupos de tres efectivos cada uno para la búsqueda. Uno de ellos accedió al lugar río abajo, por la cabecera del barranco en carga de agua. Otro grupo lo hizo a través del puente de los Palominos, río arriba, por la salida. El tercero grupo se quedó en el exterior a cargo de las comunicaciones y del material sanitario de atención primaria que por las características y dificultad del recorrido no podían portar los bomberos que accedieron al barranco. La probabilidad de que el desaparecido estuviese fallecido, hizo que la búsqueda se hiciese de manera extremadamente minuciosa, en el agua, pozas, cataratas y otros puntos. El grupo que accedió a través del puente de los Palominos llevó a un lugar donde no podían continuar subiendo debido a la gran cantidad de agua del río, y tuvo que regresa. El grupo restante encontró una mochila flotando en el agua en una zona de rápel peligrosa. No encontró señales del desparecido, por lo que continuó la búsqueda hasta que dos kilómetros más adelante, en torno a las 4:00 horas de la madrugada, dicho grupo encontró al hombre en una cornisa, “visiblemente asustado y con una leve hipotermia”. El grupo de bomberos del GRM lo acompañó por el resto de la ruta hasta el exterior, realizando las maniobras de descenso. Sobre las 6:00 horas de la mañana alcanzaron el exterior del barranco, completando los nueve kilómetros de la travesía . El rescatado no precisó asistencia sanitaria y regresó a su casa acompañado de su pareja.
Entonces, se desactivó el despliegue de seis bomberos, y el grupo que estaba encargado de las comunicaciones accedió al barranco para recoger la instalación de cuerdas de rápel, que en caso de rescate se colocan fijas. Regresaron al parque alrededor de las 10 horas de la mañana.

Hasta el lugar se han trasladaron nueve efectivos de bomberos del Grupo de Rescate en Montaña del CPBC con tres vehículos (L-14, L-15 y L-16). El servicio se inició a la 22:14 horas del viernes 16 de marzo con la llamada a la Sala de Emergencias del 085 y terminó con el regreso de los bomberos al parque de Ubrique a las 10:00 horas de la mañana del sábado.