Cuando el día de los paseos era la tradición, antes del boom de halloween

Antes de que la fiesta de halloween hubiese sido importada del mundo anglosajón, Ubrique contaba con una tradición festiva conocida como el “Dia de los Paseos”, que se celebraba el 2 de noviembre. Era una jornada en la que los vecinos marchaban al campo de jira. Sus casas quedaban vacías para que los espíritus de los difuntos volvieran a morar durante ese día en los hogares donde vivieron. Esta explicación se contiene en el libro El habla de Ubrique, de Bartolomé Pérez Sánchez de Medina y cuya segunda edición salió a la luz en 2016.