Instalada en Ubrique una unidad de diagnóstico precoz del cáncer de mama, junto al centro de salud, hasta el 14 de noviembre

Mamografía.

Mamografía.

El Área de Gestión Sanitaria Norte de Cádiz inicia el viernes 30 de septiembre de 2016 una nueva edición del Programa de Diagnóstico Precoz del Cáncer de Mama de la Junta de Andalucía, con la instalación de una unidad junto al Centro de Salud de Ubrique. Este programa consiste en la realización de una mamografía, cada dos años, a todas las mujeres de entre 50 y 69 años de edad. Para evitar que las beneficiarias de esta prestación, unas 2.550 de cinco municipios de la Sierra, tengan que desplazarse, el Área instala en Ubrique su unidad móvil de detección precoz de cáncer de mama hasta el 14 de noviembre. Seguidamente, se desplaza a Algodonales, Espera y Arcos.


En un comunicado difundido el 29 de septiembre de 2016, dicha institución señala: “Desde el Área se ha enviado una carta a todas las mujeres susceptibles de someterse a esta prueba para que acudan a la unidad móvil, que estará situada al lado del centro de salud de Ubrique. Este dispositivo cuenta con técnicos de radiología que atienden de manera individualizada a las mujeres del programa de Ubrique, Benaocaz, Villaluenga del Rosario, Benamahoma y Grazalema; la exploración radiológica consiste en la realización de dos imágenes por mama, que posteriormente serán interpretadas por dos radiólogos del Hospital de Jerez.
Las mujeres recibirán por correo el resultado de las pruebas; si tras el estudio de las placas no se ha detectado ningún problema, se les informa de que volverán a ser citadas de nuevo a los dos años. Por su parte, las mujeres a las que haya que realizar un estudio más completo recibirán una cita para acudir a su hospital.
La mamografía es una prueba diagnóstica rápida e indolora, que permite diagnosticar tumores en estadios muy precoces, antes de que puedan palparse. En estos casos, no sólo aumenta la supervivencia de las mujeres sino que los tratamientos son menos agresivos, permiten conservar la mama y mejora la calidad de vida de quien sufre esta grave enfermedad.
El objetivo de este programa es que el 100% de las andaluzas de entre 50 y 69 años se realicen una mamografía cada dos años, edades en las que se eleva el riesgo de padecer un tumor que en sus primeros estadios puede pasar desapercibido.
El cáncer de mama es la primera causa de muerte por patología tumoral en la mujer en todos los países occidentales. El diagnóstico temprano de esta enfermedad es fundamental no sólo para reducir su mortalidad sino también para poder actuar en sus fases iniciales y elevar la calidad de vida de las mujeres que lo padecen. De hecho, se estima que la detección precoz, cuando el tumor no está extendido ni evolucionado, eleva el porcentaje de curación hasta casi el 90%”.