El Cautivo procesionó por el casco antiguo de Ubrique

El Cautivo, por el Peñón de la Becerra (Foto: José Mateos Domínguez).

El Cautivo, por el Peñón de la Becerra (Foto: José Mateos Domínguez).

La procesión de Jesús Cautivo se desarrolló por el casco antiguo de Ubrique desde las 22 horas del miercoles 23 de marzo de 2016 hasta pasada la 1:30 de la madrugada del jueves 24, dentro de las actividades de la Semana Santa. El paso de Nuestro Padre Jesús Cautivo y Rescatado, obra de 1960 del imaginero Miguel Sánchez Ruiz, de Ronda, tiene como iconografía la imagen de Cristo maniatado. La comitiva salió de la parroquia e hizo el siguiente recorrido: Plaza del Ayuntamiento, Botica, plaza de la Trinidad, Nevada, Torre, plaza de San Juan, Real, Plaza del Ayuntamiento y entrada a la parroquia. Esta procesión fue realizada por la Hermandad del Cautivo, que fue erigida canónicamente como tal en 2015, tras la recuperación del culto a esta imagen por un grupo de jovenes en los años 2004-2005. Las túnicas de los hermanos son blancas, con antifaz y cíngulo de color rojo burdeos, y guantes blancos. El acompañamiento musical estuvo a cargo de la Agrupación Musical Ubriqueña.

 

El Cautivo, pasando por el Ayuntamiento, con la Agrupación Musical Ubriqueña como acompañamiento musical.

El Cautivo, pasando por el Ayuntamiento, con la Agrupación Musical Ubriqueña como acompañamiento musical.

El Cautivo, de regreso a la parroquia.

El Cautivo, de regreso a la parroquia.

El Cautivo, ante la puerta de entrada a la parroquia.

El Cautivo, ante la puerta de entrada a la parroquia.

El paso del Cautivo, tras su giro para la entrada en el templo.

El paso del Cautivo, tras su giro para la entrada en el templo.

Entrada del Cautivo en la parroquia por la puerta de La Plaza.

Entrada del Cautivo en la parroquia por la puerta de La Plaza.

 

Previamente, el Domingo de Ramos se celebró la procesión de Nuestro Padre Jesús de la Paz en su Entrada Triunfal en Jerusalén, organizada por la Parroquia Nnuestra Señora de la O, con la colaboración de la Hermandad de Nuestra Señora de los Remedios, al estar expuesta al culto dicha imagen (obra del imaginero jerezano Antonio López Ramírez) en el aniguo Convento de Capuchinos.