Bomberos del grupo de montaña de Ubrique auxilian a diez senderistas en Benaocaz, Grazalema y Algodonales

Auxilio de un horido.

Auxilio de un horido.

Bomberos de Grupo de Rescate en Montaña del Consorcio de Bomberos de la Provincia de Cádiz (CBPC), con sede en Ubrique, intervinieron el 24 de enero de 2016 en tres solicitudes de alerta en los términos de Algodonales, Grazalema y Benaocaz. En total fueron auxiliadas diez personas, una de ellas con traumatismo en la cabeza, otra con síncope y el resto sin lesiones. La primera actuación fue solicitada por el 112 a la Sala de Emergencias del 085 a las 13:29 horas. Ocho excursionistas habían quedado aislados en una zona de difícil acceso en el Cordal de Morón, lugar abrupto de vegetación y gran pendiente con lajas de piedra. Los bomberos se dividieron en dos grupos: uno sacó a seis excursionsitas por el margen del Guadalete en dirección a Algodonales y a los otros dos por la carretera vieja de Villamartín.

Traslado de un herido.

Traslado de un herido.

Según informó el Consorcio, la segunda actuación fue solicitada por el 112 a las 15:16 horas. En Grazalema, en El Torreón, una mujer, de Sevilla, sufrió un síncope y fue necesario su traslado. Parte del equipo que estaba finalizando la primera actuación se desplazó a esta zona. La excursionista, que fue auxiliada por un médico que estaba en la zona, fue trasladada en camilla de cabidades por los bomberos hasta el vehículo que la traslada a Grazalema. Intervinieron dos guardias civiles de Grazalema y dos guardas forestales de la zona, que colaboran directamente con los bomberos.

Mientras se realizaba esta intervención y se estaba cerrando la primera, se solicitó una tercera intervención. Según informó el Consorcio, el 112 pidió a las 16:25 horas el servicio para trasladar a un excursionista accidentado en Benaocaz, en el Alto del Navazo. Había caído sobre otro produciéndose un traumatismo abierto en la cabeza. Ambos excursionistas son de Villamartín. Los bomberos subieron a la zona por un sendero de unos 2.800 metros de longitud y bajar una pendiente de 800 metros en dos Km, con el accidentado en camilla, durante mas de dos horas. El herido estaba consciente y fue trasladado a un centro sanitario. El compañero que frenó su caída se encontraba leve.

En estas operaciones han intervenido un total de 11 bomberos del GRM, con dos vehículos (L-14 y L-15). Han sido tres actuaciones superpuestas que se iniciaban a las 13:29 del domingo 24 de enero.

En un comunicado, el Consorcio señaló que los bomberos quieren insistir:

«Es importante acceder a actividades de montaña conociendo a fondo la zona a recorrer y valorando tiempo y espacio de recorrido; contar con material adecuado para la actividad y contar con personal con experiencia. La condiciones meteorológicas deben valorarse, tanto en positivo como en negativo y es vital alertar, en caso de emergencia, sin pérdida de tiempo».

Por su seguridad: