El Ayuntamiento de Cortes asume el mantenimiento del cementerio de la Sauceda, donde reposan los restos de asesinados por el franquismo

El presidente de la asociación de familiares de represaliados entrega la llave del Panteón de la Dignidad al alcalde de Cortes.

El presidente de la asociación de familiares de represaliados entrega la llave del Panteón de la Dignidad al alcalde de Cortes.

La Asociación de Familiares de Represaliados por el Franquismo de la Sauceda y el Marufo (Afresama) difundió el 26 de octubre de 2015 un comunicado sobre el cementerio rehabilitado de la Sauceda, donde fueron enterrados los cuerpos de 28 personas asesinadas en el otoño-invierno de 1936 y cuyos restos fueron exhumados en 2012. Entre las víctimas de la Sauceda y el Marrufo se encuentra un número indeterminado de ubriqueños. El comunicado dice así: “El alcalde de Cortes de la Frontera [Málaga], José Damián García Berbén, ha visitado el antiguo cementerio de La Sauceda en compañía de Andrés Rebolledo, presidente de la Asociación de Familiares de Represaliados por el Franquismo en La Sauceda y el Marrufo y del Foro por la Memoria del Campo de Gibraltar. Rebolledo ha solicitado al alcalde que sea el Ayuntamiento de Cortes el que a partir de ahora se encargue de la limpieza, mantenimiento y vigilancia del cementerio pues hasta la fecha lo venía haciendo la propia asociación. El alcalde se ha comprometido a hacerlo y Rebolledo le ha propuesto la firma de un documento de colaboración en el que se formalice de modo oficial lo que hoy ha sido una promesa”.

El comunicado continúa: “Rebolledo ha explicado sobre el terreno cómo la asociación realizó en 2012 las obras de rehabilitación del cementerio con la ayuda económica de Miguel Rodríguez, dueño del Grupo Festina, nieto y bisnieto de represaliados en La Sauceda. Explicó que el edificio estaba totalmente abandonado, comido por la maleza, con los muros a medio derruir y completamente abandonado, y que fue el trabajo de un grupo de seis albañiles de Jimena de la Frontera el que dio al edificio el aspecto digno que ahora tiene. Los trabajadores quitaron la maleza, sanearon y reconstruyeron los muros derruidos, enfoscaron y encalaron todas las paredes, muros y nichos, construyeron un camino de piedra desde la carretera hasta la verja de entrada y levantaron un pequeño mausoleo que hoy alberga los restos de 28 personas fusiladas por las tropas franquistas en el Marrufo en 1936. Los huesos de aquellas 28 personas fueron halladas durante las excavaciones realizadas aquel verano en el citado cortijo por la asociación y el foro”.

El alcalde de Cotes abre la puerta del Panteón de la Dignidad.

El alcalde de Cotes abre la puerta del Panteón de la Dignidad.

El presidente de Afresama explica al alcalde de Cortes las vicisitudes de la rehabilitación del cementerio de la Sauceda.

El presidente de Afresama explica al alcalde de Cortes las vicisitudes de la rehabilitación del cementerio de la Sauceda.