Manuel Toro dice que el gobierno local del PP deja un saldo positivo de 545.000 € y que la Junta debe 350.000 € adelantados por el municipio para planes de empleo

Manuel Toro y José Loaiza.

Manuel Toro y José Loaiza.

El presidente local del Partido Popular de Ubrique y ex alcalde, Manuel Toro, manifestó que el gobierno local del PP “ha reducido en cuatro años la deuda del Ayuntamiento en dos millones de euros y ha dejado al nuevo equipo un saldo de 545.000 euros, más otros 350.000 euros pendientes de ingresar por parte de la Junta de Andalucía por los planes de empleo que el Ayuntamiento de Ubrique tuvo que adelantar antes de las elecciones municipales”. Manuel Toro se reunió con el portavoz del grupo popular en la Diputación de Cádiz, José Loaiza, el 24 de julio de 2015. En esta primera reunión se abordó una agenda de trabajo que, según dicho partido, “será reivindicativa para que Ubrique no dé ni un solo paso atrás, tras la llegada del PSOE al Ayuntamiento y a la institución provincial”. Loaiza y Toro, acompañados por miembros del comité ejecutivo del PP de Ubrique y concejales populares, destacaron que esta localidad “se encuentra ahora en una mejor situación con respecto a 2011 y temen que los nuevos tiempos de gobierno que han anunciado la alcaldesa, Isabel Gómez, y la presidenta de la Diputación, Irene García, sean como los de Susana Díaz: poquita o nada inversión y un compromiso blandito, casi inexistente, con los ciudadanos”.


En un comunicado difundido el 24 de julio de 2015, el PP expresó: ““No hay excusas para seguir funcionando, invirtiendo y solucionando los problemas de los vecinos”, indica Toro, quien ha advertido que, hasta ahora, la alcaldesa sólo echa balones fuera pero ha incrementado el coste de la organización política del Gobierno Municipal.
A este respecto, cabe señalar que el pacto de Gobierno se ha traducido en un incremento de tres a cinco de los concejales con dedicación exclusiva y la nueva creación de dos plazas de asesores.
En cuanto a los proyectos que el PP va a reclamar por su urgencia a los gobiernos socialistas, se encuentran los referentes a las carreteras de titularidad autonómica, en un estado lamentable, y las actuaciones necesarias para evitar las inundaciones por el desbordamiento del río, como las sufridas en marzo pasado y que anegaron el centro de la localidad hasta la Avenida de España.
El objetivo de los encuentros que mantendrá Loaiza con Toro y su equipo es coordinar estas iniciativas en las diferentes instituciones y ser tan exigentes en oposición como fueron los gobiernos del PP en el anterior mandato.
“Toro ha sido un buen alcalde, capaz de atraer y comprometer inversiones, reducir el desempleo, colaborar en la consolidación de la industria marroquinera y afrontar nuevos retos para potenciar el turismo, mejorar las infraestructuras culturales y garantizar la política social”, explica Loaiza, por lo que “ahora no se puede dar ni un paso atrás””.