La Junta de Andalucía estudiará el cauce del arroyo de Garganta Barrida ante los daños registrados en caminos y cultivos del entorno

El delegado territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Federico Fernández, ante el puente del arroyo de Garganta Barrida.

El delegado territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Federico Fernández, ante el puente del arroyo de Garganta Barrida.

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía realizará un estudio sobre el comportamiento del cauce del arroyo Garganta Barrida en el término municipal de Ubrique “para analizar detalladamente las causas de la fuerte erosión que sufren sus márgenes y que está afectando a caminos y tierras de cultivo entre otros”. Así lo anunció el delegado territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Federico Fernández, tras visitar la zona acompañado por vecinos el 22 de enero de 2015.

En un comunicado, la Consejería informó: “El ámbito de estudio será el arroyo Garganta Barrida (desde donde desemboca el agua del trasvase Guadiaro-Majaceite hasta el embalse de Los Hurones) donde durante los últimos años se vienen observando graves procesos erosivos. La acumulación de grandes bolos de piedra, transportados por la corriente de agua, en los puntos de remanso del cauce ha provocado la pérdida de sección hidráulica en determinados tramos con la consiguiente generación de daños en los terrenos colindantes con el cauce: deslizamientos, afección a caminos de acceso y a vías pecuarias. A ello se le une la preocupación de los vecinos ante episodios de fuertes lluvias, ya que las abruptas pendientes del ámbito por el que discurre el cauce configuran un régimen torrencial. El análisis del cauce no sólo determinará las causas del problema sino que permitirá establecer medidas de protección y restauración de las zonas afectadas.
Federico Fernández ha recordado que la Junta ha actuado este verano en los puntos más problemáticos del cauce con la retirada de sedimentos para permitir que el agua circule mejor. La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha intervenido en dos tramos fluviales: la Garganta de Barrida, en las cercanías del puente del Realejo, y el río Ubrique, en las proximidades de la cola del embalse de Los Hurones. Los trabajos han consistido en la retirada de 4.300 m3 de sedimentos y su traslado a vertedero, y la redistribución de piedras en el interior del cauce, protegiendo las márgenes del mismo, en un total de 3.200 m3. Estas actuaciones han supuesto una inversión total de 38.000 euros dentro del plan de conservación de cauces en la provincia de Cádiz que está ejecutando la Junta este año”.

Reunión del delegado territorial con concejales y vecinos de la zona.

Reunión del delegado territorial con concejales y vecinos de la zona.