La Plataforma presenta 5.992 firmas contra la suelta de toros prevista para el 7 de septiembre y pide que no se autorice

Firmas contra la suelta de toros en Ubrique

Firmas contra la suelta de toros en Ubrique

La Plataforma Ubriqueña “No a la suelta del toro en nuestras calles” entregó en el registro del Ayuntamiento el miércoles 3 de septiembre de 2014 los pliegos de 5.992 firmas recogidas en contra de la suelta de reses en esta localidad, prevista para el 7 de septiembre. De estas rúbricas, 5.620 han sido recogidas de forma online a través de la plataforma creada en internet por el Partido Animalista (PACMA) y 372 han sido recogidas en las calles y en los comercios que han colaborado con esta iniciativa. Además, la Plataforma presentó el 2 de septiembre de 2014 ante la Subdelegación del Gobierno en Cádiz un escrito en el que solicita “la no autorización” de dicho evento.

Instancia presentada por la Plataforma Ubriqueña “No a la suelta del toro en nuestras calles” el 2 de septiembre de 2014:

“A LA DELEGACIÓN DEL GOBIERNO EN CÁDIZ.
Las personas natas y residentes en la localidad de Ubrique, que personalmente se detallan con nombre, firma y DNI en Anexos (…..) Adjuntos al presente escrito, ante usted con el debido respeto y consideración comparecen y tienen el honor de
E X P O N E R
Primero.- Que tras la publicación del Pleno del Ayuntamiento de fecha…. de Junio de 2014, donde los partidos políticos de la localidad de Ubrique, aprueban por unanimidad la celebración del toro de cuerda en Ubrique el próximo 7 de Septiembre de 2014, debemos manifestar, que para la aprobación por parte de la Delegación del Gobierno de Cádiz de dicho festejo se deben cumplir una serie de requisitos, que según el Decreto 62/2003 de 11 de Marzo, por el que se aprueba el Reglamento de Festejos Taurinos Populares y se regulan determinados aspectos de los espectáculos taurinos, se están incumpliendo y por ello determinan la no aprobación de la celebración de dicho festejo. Pasamos a detallarlos a continuación:

Segundo.- El artículo 4.1 del anteriormente citado Real Decreto, establece que el recorrido “deberá encontrarse previamente vallado en ambos lados con elementos resistentes que garanticen la seguridad de los espectadores e imposibiliten la salida al exterior del recorrido de las reses que intervengan en el encierro”, algo que no es factible en la suelta de reses que se pretende realizar debido a la propia configuración del recorrido, calles estrechas del casco viejo de Ubrique, por lo que el organizador públicamente ha anunciado que solo cerrará con vallas las intersecciones con las calles colindantes al recorrido oficial. Además, manifiesta que para ahorrar costes, el vallado a utilizar será el mismo utilizado en la suelta de reses de la vecina localidad de Benaocaz, cedido por el Excmo. Ayuntamiento de Benaocaz para la ocasión. Dicho vallado entendemos que no reúne las condiciones de seguridad necesarias, amén de lo ocurrido el pasado 16 de agosto de 2014, cuando una de las reses participantes en la suelta de Benaocaz, desmontó y destrozó parte de dicho vallado, quedando patente la precariedad del mismo y su no adecuación a lo exigido legalmente. Pueden ver una secuencia del hecho en la siguiente dirección: https://docs.google.com/file/d/0B9bZK3OcS3F_ZGd4UVppdWtKMm8/edit

Tercero.- En el artículo 4.3 se indica expresamente: “las condiciones generales de los lugares de celebración de festejos taurinos populares, deben realizarse por recorridos lisos y fácilmente practicables para las reses, evitándoles escaleras o rampas pronunciadas que puedan suponer peligros innecesarios a las personas participantes en el festejo como a las reses”. En cuanto a ello indicarles, que en el recorrido por el cual pasarán las reses que serán Calle Jesús, Calle Magdalena, Obispo Panal y San Ignacio. La conexión entre Calle Magdalena y San Ignacio, es una calle con un importante desnivel, además de escaleras pronunciadas en la mitad de su trayecto, calle por su inclinación y material de construcción, piedras antiguas, muy resbaladiza por el desgaste de dichas piedras, siendo una calle donde muy a menudo se producen accidentes de personas y motocicletas. Si bien la organización del evento asegura que utilizará un antideslizante, la pronunciada inclinación ya supondrá un obstáculo natural para las reses y un más que claro peligro para los corredores que acudan a la suelta. Por todo lo cual, estimamos que el recorrido elegido no es el idóneo ni para las personas participantes ni para las reses, por lo que en atención a lo exigido en el Real Decreto 62/2003 entendemos que no se debería autorizar dicha suelta de reses.

El mismo art. 4.3 especifíca, “Igualmente por el organizador del festejo se habilitarán, previamente al comienzo de éste, las adecuadas instalaciones que garanticen el descanso y bienestar de las reses, su alimentación y abrevado en las debidas condiciones higiénico-sanitarias de desinsección y desinfectación”. Por la disposición del recorrido, en pleno casco urbano de la población, resulta del todo imposible que la organización pueda cumplir con esta premisa, por lo que entendemos que tanto el traslado desde la finca y la propia suelta se realizarán desde el propio cajón de transporte, no atendiendo así a la obligación de dar descanso, agua y comida a las reses antes de su suelta, añadiendo de esta forma más sufrimiento para los animales y mermando sus facultades físicas.

Cuarto.- El artículo 4.4 indica expresamente: que “los lugares de celebración de festejos taurinos populares, deben reunir como condición previa al festejo, su costumbre o tradición, mediante el oportuno estudio historiográfico documentado y elaborado al efecto”. De dicho informe documentado, no se dispone porque nunca se ha celebrado dicho festejo como tal en la localidad, tan sólo se celebró en contadas ocasiones a finales del siglo XIX y principos del XX, la suelta de un toro enmaromado camino de su sacrificio en el matadero municipal, ubicado por aquellas fechas en la Plaza de la Verdura y que, seguramente, debido a la disposición y tipología de dicha plaza, su traslado en un vehículo adecuado sería imposible y obligaría a su traslado de forma manual atado a una cuerda, momento que aprovecharían los lugareños para dar dos o tres capotazos a la res. Esta práctica se abandonaría definitivamente una vez se concluyó la construcción de la Plaza de Toros y el traslado del matadero municipal en 1908.

Quinto.- Que el artículo 5.3 del Real Decreto, indica expresamente que “…las mencionadas instalaciones sanitarias deberán ubicarse en un lugar visible, de fácil acceso por el exterior y que permita, a su vez, una inmediata y rápida evacuación de heridos sin necesidad de salvar aglomeraciones de público, vehículos o cualesquiera otros impedimentos físicos”, algo que se nos antoja muy difícil debido, una vez más, a la disposición urbana del recorrido, con tan solo dos o a lo sumo tres, vías de escape y evacuación para un recorrido que roza los 1000 metros.

Sexto.- Por último, Ubrique nos es un pueblo con acusada afición taurina, hecho demostrable por su casi nula celebración de festejos taurinos a lo largo del año, limitándose tan solo a un festejo por año durante las Fiestas y Feria de la localidad y, donde el aforo de dicho festejo no suele superar el 50% de la plaza, es decir, ni tan siquiera el 10% de la población censada. Las personas que firman este documento ya superan ese porcentaje y constituyen una mayoría significativa, además de ser un reflejo de la opinión generalizada de la población.

Por todo lo expuesto,
SUPLICAMOS a V.I., se digne dar por presentado el presente escrito y NO CONCEDA LA AUTORIZACIÓN PARA LA CELEBRACIÓN DEL TORO DEL GAYUMBO EN UBRIQUE , al ser los motivos expuesto en el presente escrito suficientes para ello. En Ubrique, a 2 de septiembre de 2014.

Ahora toca esperar que el sentido común prevalezca sobre el sinsentido que supone en pleno siglo XXI, retroceder cientos de años para considerar el maltrato animal como una forma de diversión y un producto turístico que atraiga visitantes. Ubrique cuenta con los recursos suficientes para cubrir ambos propósitos, tan solo es necesario que quienes nos gobiernan acepten el reto de ponerlos en valor.

Independientemente de la decisión final que tome la Delegación del Gobierno, de autorizar o no el festejo, desde la Plataforma queremos dejar claro que vamos a seguir trabajando en pro de un pueblo respetuoso con los animales, luchando para que Ubrique no fomente este o cualquier otro tipo de espectáculos donde se maltrate animales y promoviendo cualquier tipo de iniciativa cultural que verdaderamente nos enriquezca como personas y vecinos.

Agradecer a todos aquellos que nos han mostrado su apoyo, al Partido Animalista PACMA, a EQUO y a los medios de comunicación su disposición a escucharnos y hacerse eco de nuestras inquietudes.

Por último, aunque desde la Plataforma siempre se ha actuado con respecto, pedimos disculpas a cuantos vecinos hayamos podido molestar y condenamos todos aquellos actos vandálicos, amenazas, insultos o salidas de tono que se hayan podido cometer por personas que, en nombre de la Plataforma o en el de la Peña del Toro del Gayumbo, hayan optado por usar las malas formas como medio de expresión y defensa de sus intereses”.