Familiares de las víctimas de la Sauceda y el Marrufo piden en el Parlamento europeo, en Bruselas, que se investiguen los crímenes de la dictadura

Fran Gómez, del Foro por la Memoria del Campo de Gibraltar, durante su intervención en el Parlamento europeo, en Bruselas.

Fran Gómez, del Foro por la Memoria del Campo de Gibraltar, durante su intervención en el Parlamento europeo, en Bruselas.

Francisco Gómez, secretario del Foro por al Memoria del Campo de Gibraltar, y Miguel Rebolledo, directivo de la Asociación de Familiares de Represaliados por el Franquismo en La Sauceda y el Marrufo, participaron en el Parlamento Europeo, en Bruselas, en una sesión de la Comisión de Derechos Humanos, en la que expusieron los sucesos ocurridos en la Sauceda y el Marrufo en el otoño-invierno de 1936, cuando las tropas sublevadas contra el régimen constitucional de la Segunda República, tras ocupar militarmente la zona, fusilaron a numerosas personas refugiadas en aquel valle, situado entre las provincias de Cádiz y Málaga, en la confluencia de los términos de Ubrique, Jerez, Jimena y Cortes. Entre los fusilados hubo numerosos vecinos de Ubrique y poblaciones del entorno. En dicha comisión parlamentaria, Gómez y Rebolledo reclamaron que se investiguen todos los crímenes de la dictadura.

El Foro por la Memoria del Campo de Gibraltar difundió el 6 de marzo de 2014 el siguiente comunicado: “Una delegación campogibraltareña participa estos días en la visita que miembros de la Plataforma por la Comisión de la Verdad está realizando al Parlamento Europeo. Víctimas de la dictadura franquista y miembros de las asociaciones que las agrupan en Andalucía, Euskadi, Madrid, Aragón y otras zonas del Estado han reclamado en Bruselas lo que llevan pidiendo toda su vida en España: Verdad, justicia y reparación. Los campogibraltareños presentes en Bruselas son Francisco Gómez, secretario del Foro por al Memoria del Campo de Gibraltar, y Miguel Rebolledo, directivo de la Asociación de Familiares de Represaliados por el Franquismo en La Sauceda y el Marrufo”.
El comunicado continúa: “Varios eurodiputados, entre los que esta el gaditano Willy Meyer, han registrado ante el Comité de Peticiones de la Eurocámara una solicitud para que el Parlamento Europeo cree una Comisión de la Verdad en España. En la documentación aportada se recuerda al Parlamento que unas 150.000 personas siguen desaparecidas en España después de la Guerra Civil y la represión franquista posterior. Que existen aún 2.000 fosas comunes dispersas por territorio español y que unos 30.000 niños robados desconocen a día de hoy su verdadero origen. También se aportan los tres informes de la ONU que denuncian la impunidad de los crímenes franquistas y la ausencia de amparo de las víctimas de la dictadura y la guerra: uno del grupo de trabajo sobre desapariciones forzosas o involuntarias, otro del comité sobre desapariciones forzadas y el del Relator Especial.
Los representantes del Foro por la Memoria del Campo de Gibraltar y la Asociación de Familiares Represaliados por el Franquismo en La Sauceda y el Marrufo han adjuntado a esa documentación un amplio dossier con las iniciativas que en el ámbito judicial han desarrollado: Una copia del expediente judicial abierto a raíz de la denuncia que la asociación interpuso ante el juzgado de Jerez cuando en el verano de 2012 aparecieron los restos de 28 personas fusiladas en el cortijo del Marrufo, junto al auto de archivo dictado por el juzgado jerezano y el recurso interpuesto por la abogada de la asociación contra ese auto; y un listado elaborado por el historiador José Manuel Algarbani, en el que aparece una relación de 555 fusilados por las tropas franquistas en los siete municipios del Campo de Gibraltar. En este listado se ofrece información sobre el nombre, la edad, el lugar de nacimiento, el domicilio, la profesión y la fecha y el lugar de fusilamiento. Figuran en esta relación las personas sobre las que existe constancia documental del motivo de su muerte, pero el historiador asegura que es un listado abierto al que se van a seguir incorporando nombres y calcula que la cifra total de ejecutados por las tropas franquistas en la comarca ronda el millar de personas.
Francisco Gómez y Miguel Rebolledo han tenido la oportunidad de dirigirse a la Comisión de Derechos Humanos del Parlamento. El primero ha explicado los dos proyectos más importantes realizados hasta la fecha: El de investigación, localización y exhumación del Marrufo y el valle de La Sauceda y el proyecto La Represión Franquista en el Campo de Gibraltar, en el que se profundiza en el conocimiento de los acontecimientos sucedidos en esta comarca durante la República y la posterior represión ejercida por el franquismo tras el golpe de estado de julio de 1936.
Gómez ha explicado que las excavaciones en el cortijo del Marrufo acabaron con la localización de siete fosas, cinco colectivas y dos individuales, de las cuales se exhumaron 28 cuerpos, siete de ellos de mujeres.
Gómez ha afirmado que las víctimas del franquismo y sus familias sienten un enorme malestar por el desamparo que viven. “Hemos de denunciar la impunidad absoluta con la que en España se incumplen las leyes internacionales de derechos humanos, siendo este un país democrático y que pertenece a la Unión Europea”, ha dicho.
El secretario del Foro por la Memoria del Campo de Gibraltar ha añadido que España no podrá ser el país que pretende llegar a ser, mientras no se sepa la verdad de lo ocurrido en nuestro país durante el régimen fascista, igual o más inhumano que el de Hitler o Mussolini, que cometió crímenes de lesa humanidad. “Mientras no se haga justicia con aquellas personas que murieron simplemente por vivir o apoyar un sistema democrático, totalmente legitimo votado democráticamente por los españoles, mientras no haya reparación, porque sin ella no hay justicia”, ha añadido. Es necesario que sigamos peleando para conseguir la reparación póstuma de los caídos y represaliados, sin olvidar nunca la obligatoria reparación moral y económica de los familiares de las victimas.
Miguel Rebolledo ha hablado ante los eurodiputados y le ha dicho que es nieto y sobrino nieto por parte materna y paterna de fusilados y represaliados. “Mi madre, que aún vive, quedó huérfana con año y medio, era la menor de cuatro hermanos y desde ese momento, en 1936, vivió todas las penurias de la orfandad, sin padre, con hambre, frío y miedo, sin acceso a la escuela, en una época de represión y dictadura”. “El único delito que cometió mi abuelo fue vivir con ilusión junto a su familia en una República y en una democracia legítima, que fue destruida a base de torturas y fusilamientos”, ha añadido.
Rebolledo ha narrado todo los esfuerzos realizados para localizar, excavar las fosas del Marrufo y exhumar los cuerpos de 28 personas. Y luego ha lanzado las siguientes preguntas: ¿Por qué ha tenido que pasar tanto tiempo para conseguir esto? ¿Porqué los gobiernos y el Estado, desde la llegada de la democracia a este país, no han cumplido con su responsabilidad hacia las víctimas? ¿Por qué hemos tenido que ser los familiares los que realicemos semejante trabajo?”.

Fran Gómez, del Foro por la Memoria del Campo de Gibraltar, durante su intervención en el Parlamento europeo, en Bruselas.

Fran Gómez, del Foro por la Memoria del Campo de Gibraltar, durante su intervención en el Parlamento europeo, en Bruselas.

Información: www.foroporlamemoria.net