Bomberos del grupo de montaña de Ubrique rescatan el cadáver de un parapentista en el término de Algodonales

Rescate del cadáver del parapentista por los bomberos.

Los bomberos, en la operación de rescate del cadáver del parapentista.

Efectivos del Consorcio de Bomberos de la provincia de Cádiz pertenecientes al Grupo de Rescate de Montaña con sede en Ubrique, a los que unieron bomberos de Villamartín y Olvera, rescataron durante la madrugada del sábado 17 al domingo día 18 de agosto de 2013 el cuerpo sin vida de un parapentista, que se había precipitado a unos 500 metros de la pista de poniente, en la Sierra de Lijar, en el término de Algodonales. El deportista, de unos 40 años de edad, natural de Málaga, había caído sobre una ladera de cortados y vegetación después de que se le cerrara el parapente y no dispusiera de altura para remontar. Murió por el impacto.

En un comunicado difundido el 18 de agosto de 2013, el Consorcio informó: “Activado el Grupo de Rescate en Montaña del CBPC tras el aviso de 112, poco antes de las 8 de la tarde de ayer, el grupo, una vez localizado el cuerpo, ha de preparar una complicada instalación para recuperar el cadáver que se encontraba en una pared muy inclinada y con varias repisas a unos 40 metros. Una cornisa cercana sirve de base al grupo para desplazar el cuerpo hasta allí y poder asegurarlo en la camilla.
Una vez en ella y con contrapesos unos metros por encima del cuerpo, se inicia la maniobra con un sistema de cuerdas desde la parte alta de la pared. Una línea de polipastos y poleas instaladas, con un sistema de poleas humanas que crean la línea de seguridad, se procede a trasportar el cuerpo. Las poleas están en las manos de dos bomberos colgados en cuerdas de progresión –que les pasan por entre las piernas- para deslizar la camilla mientras otro bombero permanece colgado de la misma por los pies para evitar el roce de la misma con la pared del cortado durante el desplazamiento. El sistema tira del bombero y de la camilla hasta la cabecera del cortado, mas 40 metros. Una vez allí se instalan los trasportines y se traslada a pié durante mas de 500 metros por una zona en cuesta y con abundante vegetación. Has sido necesarias varias horas para preparar la instalación y otras dos horas y media mas para recuperar el cadáver en la pared y trasladarlo hasta la pista donde, a las 02:30 de la madrugada se hizo cargo el servicio funerario. Una vez entregado el cuerpo los Bomberos han necesitado varias horas mas para desmontar la instalación y recoger equipos. Han participado un total de 12 Bomberos con 5 vehículos y la intervención se ha prolongado durante mas de 8 horas.
El servicio se inicia alrededor de las 19:27 tras el aviso a la Sala de Emergencias del 085 del 061. Se activa el Grupo de Rescate en Montaña del CBPC con sede en Ubrique. Una primera información localiza el cuerpo cerca de la pista y con fácil acceso lo que activa parte del grupo. Cuando se comprueba la dificultad del rescate se le une el resto del grupo (7 en total) al que se unen 4 bomberos de los parques de Villamartín y Olvera y el sargento responsable en zona. El operativo no llegaba a base hasta las pasadas las 05:30 de la mañana de hoy. En su intervención, los Bomberos han utilizado una camilla de montaña y gran cantidad de material de rescate en altura.
En la zona, también se encontraba efectivos de la Guardia Civil y Policía Local de Algodonales, 061 y servicios sanitarios”.