Prevista una afluencia de más de 20.000 espectadores al Rally Subida Ubrique-Benaocaz, con 75 pilotos inscritos

El subdelegado del Gobierno en Cádiz, Javier de Torre, el alcalde de Ubrique, Manuel Toro, y el delegado de seguridad de la Federación Española, Arturo Fernández de la Puente, inspeccionaron el Centro de Coordinación Operativa (CECOP) que, a propuesta del propio subdelegado y con motivo del Rally Internacional Subida Ubrique-Benaocaz, que se celebra el 20 y el 21 de abril de 2013, se acordó crear para coordinar todo el operativo técnico y que permanece activo hasta la conclusión de la prueba automovilística, en la que se han inscrito 75 pilotos. Está prevista la asistencia de entre 20.000 y 30.000 espectadores.

El subdelegado del Gobierno, Javier de Torre, el delegado de seguridad de la Federación, Arturo Fernández de la Puente, el concejal de Deportes,Víctor Ríos, y un técnico.

El subdelegado del Gobierno, Javier de Torre, el delegado de seguridad de la Federación, Arturo Fernández de la Puente, el concejal de Deportes,Víctor Ríos, y un técnico.

En un comnunicado difundido el 20 de abril de 2013, la Subdelegación informó: “Este órgano, instalado frente al Cementerio y similar al que se organiza en el Mundial de Motociclismo, permite que cualquier circunstancia que ocurra durante el desarrollo de la prueba automovilística y afecte a su seguridad tenga inmediata respuesta.
De Torre ha conocido personalmente a los responsables de la organización de la prueba, y ha conversado también con los mandos de la Guardia Civil con el capitán de la compañía de Villamartín al frente. Posteriormente ha conocido el recorrido de la prueba ubriqueña a bordo del coche de seguridad.
Dada la envergadura internacional alcanzada por esta Subida a Ubrique –valedera para los campeonatos de Automovilismo de Montaña de Andalucía, España y Europa-, que transcurre por el corazón del Parque Natural Sierra de Grazalema y cuyo trazado recorre las localidades de Benaocaz y Ubrique, con una longitud de unos 4.450 metros, a partir de la presente edición se han incrementado las medidas preventivas en materia de Seguridad, ajustadas a las indicaciones de la Federación Internacional de Automovilismo.
Hay que significar que se espera una afluencia de público entre 20.000 y 30.000 espectadores durante todo el fin de semana, y que se han inscrito 75 pilotos en la prueba.
Por parte de la Guardia Civil se han establecido distintos ‘anillos’ de seguridad en varias carreteras por las que se accede a los municipios afectados por la competición; se potenciaron los controles antidrogas y de alcoholemia; se adoptaron medidas para evitar la presencia de aficionados en zonas prohibidas por la Organización y va a hacerse un seguimiento específico a la prohibición de acampar, de estacionar en las cunetas del recorrido y las fiestas nocturnas previas a las distintas mangas de la prueba y a lo largo del circuito.
Para garantizar el cumplimiento de estas normas, se cuenta con un importante refuerzo de personal técnico por la Organización, con el apoyo de la plantilla completa de la Policía Local de Ubrique a la que se sumará la Compañía de Línea del acuartelamiento de la Guardia Civil de Villamartín, reforzados sus efectivos por miembros de la USECÍA de dicha Compañía y por miembros de la Agrupación de Tráfico de la Benemérita.
Esta Subida a Ubrique es una de las dos pruebas automovilísticas de montaña de carácter internacional que se celebra en España, y ante la importancia que está alcanzando en los últimos años, su tratamiento en materia de Organización y Seguridad implica un operativo realmente amplio y acorde a las necesidades que el calendario internacional exige”.

El subdelegado, Javier de Torre (a la derecha), el alcalde, Manuel Toro, y el delegado de seguridad de la Federación, Arturo Fernández de la Puente.

El subdelegado, Javier de Torre (a la derecha), el alcalde, Manuel Toro, y el delegado de seguridad de la Federación, Arturo Fernández de la Puente.