‘La ruleta rusa’, por Casiano López

PAPELES AL VIENTO
Casiano López Pacheco

La Sra Merkel no perdona ni una, la muy teutona y menos cuando se la juega en las elecciones del próximo otoño. Lo que le pase al resto de los países de la UE, simplemente, le resbala. Por eso no le ha temblado el pulso, ni a ella ni a sus aliados, cuando han tomado la decisión de rescatar a Chipre, que es en realidad, un rescate a su infame banca, instalando el primer corralito en suelo europeo sin importarle poner en peligro los depósitos de los pequeños ahorradores, saltándose a la torera la legislación europea, que establece que están garantizados los depósitos hasta 100.000 euros por cuenta y titular. Y lo que es peor, con este salto al vacío, se crea un delirante precedente que pone a cavilar al resto de países de la Unión que están en crisis, como España o Italia, inmerso el primero en el aroma de sucesivos escándalos, y el segundo, sumido en un proceso de ingobernabilidad.

Pero como vivimos de milagro, azotados pòr las inclemencias del tiempo, por lo menos, en esta California del sur que es Andalucía-paraíso de los ERES y del dinero público mangoneado por el partido que lleva en el gobierno una eternidad- donde llueve como hacía siglos que no veíamos, con los pantanos y embalses reventando de gozo y agua, para dar entrada a una primavera que ya llegó, esta crisis demencial que sacude la isla de Chipre nos deja esbozando una mueca de horror solo superada por lo que haya de venir mañana, porque aquí cada día trae su afán.
Como se lo ha traído bajo el brazo, a este Papa Francisco, que el pasado martes estrenó pontificado en una ceremonia a la que también aplicó algún recorte, para ir lo que se dice, al grano. Ante 132 delegaciones personadas en Roma con sus respectivas autoridades y dignatarios que le presentaban sus respetos y apoyos al bueno de Francisco, comenzaba una nueva era en el mismo instante en que se colocó sobre el dedo el anillo del Pescador, asumiendo con este gesto el simbolismo de la etapa que se abre. Así, el número 276 de la lista de Vicarios de Cristo de la historia, se ha situado en mitad del ruedo, esperando al primer morlaco, no sabemos si a puerta gayola para poder después bordar unas hermosas verónicas al estilo Morante, para reconducir la embestida del astadp, sin darle oportunidad a que le busque la femoral.
Pero cambiemos, ya que estamos en plan taurino, de tercio. La vida es un cóctel sacudido con pequeños y grandes sucesos, que pueden llegar a afectarnos o no, según nos coja. Nos alegra que un Rembrandt atribuido a un discípulo sea en realidad un autorretrato del maestro holandés y nos entristece el reciente asesinato de una mujer en Ecija. También nos preocupa el rumbo errante de la coalición de izquierdas que trajina Andalucía, por atacar de forma impune a la enseñanza concertada recortando conciertos como si esa política fuese de signo progresista y sin embargo no tienen los cojones necesarios para cortar de raíz la corrupción que les come por dentro como un cáncer y los miles de millones perdidos que les faltan para cuadrar las cuentas les obliga a saquearlos de dónde no deben.
Comienza, en fin, la primavera, tras el leve terremoto del otro día en Jimena de la Frontera, tras los pregones de Semana Santa, y cuando la primera esté a punto de saltar a la calle, precedida de sus nazarenos, acólitos y banda de música, si el tiempo no lo impide, saldrán de sus templos, las Borriquitas, los Cautivos, las Dolorosas, los Crucificados, las Vírgenes de España, a recorrer su particular Vía Crucis.
Como Usted, como yo, cada día del año, en busca de una felicidad, que como las endorfinas que se liberan durante el orgasmo, nos llegan por ráfagas, y que después del éxtasis, nos dejan en el rostro, un velo de melancolía difícil de disimular.