Reunión en la Subdelegación del Gobierno para abordar la seguridad en el Rally Subida a Ubrique, previsto del 19 al 21 de abril

El martes 19 de marzo de 2013 se celebró en la Subdelegación del Gobierno en Cádiz una reunión técnica para planificar las actuaciones necesarias en materia de seguridad de cara a la realización del Rally Internacional Subida a Ubrique, previsto para los días 19, 20 y 21 de abril. La reunión la presidió el subdelegado del Gobierno en Cádiz, Javier de Torre, y contó con la presencia del alcalde de Ubrique, Manuel Toro. Asistieron también representantes y técnicos del Ayuntamiento, Policía Local, Guardia Civil, 112, Diputación de Cádiz, Consorcio Provincial de Bomberos y Salvamento, la Escudería Ubrique –organizadora del Rally- y la Real Federación Española de Automovilismo.

 

Asistentes a la reunión.

Asistentes a la reunión.

En un comunicado difundido el 19 de marzo de 2013, la Subdelegación informó: “A propuesta del propio Subdelegado del Gobierno, se ha acordado crear a partir de la presente edición de dicha Subida a Ubrique un CECOP, desde donde coordinar todo el operativo técnico de la prueba. Dicho CECOP se situará en la línea de Salida del Rally y permanecerá operativo hasta la conclusión de la prueba.
Dada la envergadura internacional de esta Subida a Ubrique –valedera para los campeonatos de Automovilismo de Montaña de Andalucía, España y Europa-, que transcurre por el corazón del Parque Natural Sierra de Grazalema y cuyo trazado recorre las localidades de Benaocaz y Ubrique, con una longitud de unos 4.450 metros, a partir de la presente edición van a incrementarse las medidas preventivas en materia de Seguridad, ajustadas a las indicaciones de la Federación Internacional de Automovilismo.
Hay que significar que se espera una afluencia de público entre 20.000 y 30.000 espectadores para dicho fin de semana. En los dos últimos años, el número de equipos inscritos participantes ha rondado los 90 en cada edición.
De este modo, entre otras medidas acordadas, van a señalizarse con más medios técnicos las distintas indicaciones del circuito y sus accesos; no se permitirán desplazamientos de personas ajenas a la Organización por el interior del circuito de la prueba desde dos horas antes del comienzo de las respectivas mangas; habrá distintos ‘anillos’ de seguridad, a cargo de efectivos de la Guardia Civil, en varias carreteras por las que se accede a los municipios afectados por la competición; se potenciarán los controles antidrogas y de alcoholemia; se adoptarán medidas para evitar la presencia de aficionados en zonas prohibidas por la Organización y va a hacerse un seguimiento específico a la prohibición de acampar, de estacionar en las cunetas del recorrido y las fiestas nocturnas previas a las distintas mangas de la prueba y a lo largo del circuito.
Tanto para los vecinos de Benaocaz y Ubrique y para cuantos aficionados se desplacen a presenciar en la Sierra de Grazalema esta prueba, va a realizarse a través de los medios de comunicación una campaña de sensibilización social, “ya que hay que trasladar a todos los aficionados y vecinos que esta prueba de automovilismo de montaña es un escaparate nuevo de promoción turística que se le abre a la Provincia de Cádiz, en España y en el extranjero”, afirma el Subdelegado del Gobierno en Cádiz, sosteniendo Javier de Torre que “todos debemos aportar nuestro grano de arena para colaborar con la Organización para que ese fin de semana sea una auténtica fiesta para la Sierra gaditana la celebración de esta prueba, lejos de incidentes y de falta de observancia de las medidas de seguridad que van a disponerse”.
Para garantizar el cumplimiento de estas normas, se contará con un importante refuerzo de personal técnico por la Organización, con el apoyo de la plantilla completa de la Policía Local de Ubrique a la que se sumará la Compañía de Línea del acuartelamiento de la Guardia Civil de Villamartín, reforzados sus efectivos por miembros de la USECÍA de dicha Compañía y por miembros de la Agrupación de Tráfico de la Benemérita. Por su parte, el Consorcio de Bomberos, además de su Parque Central de la Sierra ubicado en Ubrique, contará con el refuerzo expreso para la Subida automovilística de dos vehículos con sus dotaciones completas. Uno estará en la línea de Salida y el otro en la de Meta, y contarán con medios no sólo de extinción de incendios, sino además con medidas de rescate y excarcelación.
Por si fuese precisa la intervención, va a habilitarse sendas zonas de aterrizaje de helicópteros de Seguridad y Salvamento en el campo de deportes de Fútbol 7 de Ubrique y en Benaocaz, que podrán ser utilizados indistintamente por el 112 y la Guardia Civil para cualquier asistencia inmediata. Además, habrá un importante dispositivo de ambulancias, grúas y vehículos auxiliares, además de dispositivos sanitarios propios del 061 y del SAS y los hospitales de referencia de Villamartín, Jerez y Cádiz.
Además va a disponerse de un número aproximado a las 6.000 plazas de aparcamiento.
Las grandes cifras comprenden unos 70 miembros de la Guardia Civil, otros 12 policías locales, 60 voluntarios de Protección Civil, casi una treintena de comisarios de ruta y las dotaciones de bomberos de la Sierra.
Esta Subida a Ubrique es una de las dos pruebas automovilísticas de montaña de carácter internacional que se celebra en España, y ante la importancia que está alcanzando en los últimos años, su tratamiento en materia de Organización y Seguridad implica un operativo realmente amplio y acorde a las necesidades que el calendario internacional exige”.

Asistentes a la reunión.

Asistentes a la reunión.