Subvención de 2.000 euros a Veterinarios sin Fronteras para el proyecto ‘Títeres por la soberanía alimentaria’ en Ubrique

La Diputación de Cádiz ha aprobado la concesión de una subvención de 2.000 euros a Veteriarios sin Fronteras, para desarrollar en Ubrique el proyecto denominado Títeres por la soberanía alimentaria, según publicó el Boletín Oficial de la Provincia el 19 de octubre de 2012, mediante una resolución de convocatoria de subvenciones para proyectos de «Educación para el Desarrollo» que oferta el Área de Desarrollo y Bienestar Social del organismo provincial. Junto a este proyecto de Ubrique han sido seleccionados otros 11 de otras tantas ONG’s con sede en la provincia.

En un comunicado difundido el 19 de octubre de 2012, la Diputación expresó: «El objetivo de estas subvenciones, que tienen una cuantía total de 20.000 euros, es apoyar proyectos de sensibilización y educación para el desarrollo a través de ONGD sin ánimo de lucro, dirigidos a la población de los municipios menores de 20.000 habitantes.
Con esta ayuda, estas asociaciones emprenderán actividades encaminadas a población escolar y también a la ciudadanía en general que fomentan la solidaridad y los valores de compromiso con quien más lo necesita para combatir la pobreza y la exclusión social, así como la promoción del desarrollo humano y sostenible. Las actividades tendrán lugar durante los meses de octubre, noviembre y diciembre, bajo el lema “Un municipio….un proyecto”. En concreto, las actividades propuestas en centros educativos, incluyen talleres formativos, cuentos didácticos, material pedagógico, títeres, exposiciones guiadas o muestras solidarias.
Los proyectos tendrán lugar en Alcalá de los Gazules, Benalup–Casas Viejas, Bornos, Castellar, Guadalcacín (Jerez), Jimena, Medina Sidonia, Paterna de la Rivera, San José del Valle, Tarifa, Ubrique y Vejer.
Se han subvencionado 12 proyectos de 14 presentados atendiendo los criterios de presencia transversal de la perspectiva de género; respeto por el Medio Ambiente; la interculturalidad y la defensa de los derechos humanos; la calidad y originalidad de la acciones; la coherencia interna del proyecto; el trabajo en red y el fomento de la participación ciudadana, la sostenibilidad y permanencia de las acciones, así como la experiencia de la ONGD en proyectos anteriores.
El Área de Desarrollo y Bienestar social, a pesar de la línea de austeridad presupuestaria y control del déficit de la Diputación a causa de la crisis, ha hecho un esfuerzo para mantener un año mas estas ayudas que persiguen a través de la educación, crear una conciencia social en la ciudadanía de los diferentes problemas que existen en diferentes lugares del mundo».