En marcha un grupo de apoyo social para mujeres de entre 30 y 65 años en el centro de salud de Ubrique

El centro de salud de Ubrique está desarrollando una iniciativa destinada a mujeres de entre 30 y 65 años que acuden a sus consultas y que persigue «darles apoyo para enfrentarse de manera saludable a las dificultades de su vida cotidiana, desarrollando sus talentos y habilidades». Según informó la Consejería de Salud, «estos grupos socioeducativos (conocidos como Gruse) son una actividad de promoción de la salud, de carácter no asistencial, destinados a fomentar los activos en salud mental de la población en general. Mediante una estrategia buscan desarrollar y potenciar talentos y habilidades personales de las personas destinatarias para un afrontamiento saludable de las dificultades de la vida cotidiana. En Andalucía, forman parte de la estrategia de promoción de la salud mental y prevención de los trastornos mentales del Plan Integral de Salud Mental de la Consejería de Salud y Bienestar Social».

En un comunicado difundido el 15 de octubre de 2012, la Consejería de Salud informó: «La trabajadora social del centro de salud de Ubrique, María Auxiliadora Delgado, impartirá un total de ocho sesiones –una vez a la semana durante dos horas- hasta el 14 de noviembre; las participantes son un total de doce con una media de edad de 56 años.
El perfil de la asistente es una mujer adulta sin patología específica de salud mental que frecuenta las consultas en los centros sanitarios con síntomas no diagnosticados de malestar físico o emocional sin explicación fisiológica aparente, junto a una percepción de incapacidad para afrontar situaciones adversas, dado un déficit en el apoyo familiar o social.
Los contenidos abordan los activos personales y comunitarios, la comunicación eficaz, la distorsión de los pensamientos, la identificación de los sentimientos y emociones, análisis del proyecto de vida, así como técnicas de afrontamiento de las dificultades del día a día asociadas al malestar que sienten. Además en los GRUSES se tienen en cuenta los determinantes socioculturales y psicosociales que, con frecuencia, condicionan la inquietud de estas mujeres.
Esta experiencia ya se ha desarrollado en otros centros de salud de la provincia con una valoración de las participantes muy positiva, dado que, además de compartir un espacio formativo, les da la oportunidad de conocerse, reconocerse, conectarse, identificar sus dones y limitaciones.

Plan Integral de Salud Mental de Andalucía (PISMA)
Esta línea de actuación se incluye en el Plan Integral de Salud Mental (PISMA), impulsado por la Consejería de Salud y Bienestar Social, en el que se recogen las actuaciones que la Junta de Andalucía va a desarrollar en materia de salud mental.
El Plan Integral de Salud Mental de Andalucía apuesta decididamente por estrategias de sensibilización, promoción y prevención, enfatizando la colaboración entre los diferentes niveles asistenciales y sectores implicados. Estos aspectos, ya contemplados en el modelo comunitario de atención a la salud mental implantado en Andalucía, se han visto enriquecidos en los últimos años con el enfoque de la salud mental positiva, la recuperación y el empoderamiento de la ciudadanía».