Miembros de la asamblea local de IU conocen in situ los trabajos de exhumación de las fosas del Marrufo

La asamblea local de Izquierda Unida difundió el 31 de agosto de 2012 el siguiente comunicado: «El pasado 22 de agosto de 2012 tenía lugar la visita de la Asamblea Local de IULV-CA/Agrupación del Partido Comunista al campo de trabajo en la finca El Marrufo donde un equipo de arqueólogos y voluntarios están exhumando los restos de los fusilados de hace cerca de 75 años a manos de los sublevados contra la II República. En dicho encuentro se nos informó por parte del coordinador del proyecto y presidente de la Asociación de Familiares Represaliados por el franquismo en La Sauceda y El Marrufo, Andrés Rebolledo; el responsable historiador, Fernando Sígler; y el arqueólogo jefe, Jesús Román, sobre los trabajos de exhumación que se están realizado en la finca del Marrufo y de los proyectos que se pretenden realizar y los que ya están en marcha como son la rehabilitación del cementerio de La Sauceda para el entierro digno de los restos encontrados o la Casa de la Memoria en Jimena de la Frontera». El coordinador local de IU, José García Solano, leyó ante los restos de los fusilados de la fosa 3 un manifiesto.

El arqueólogo Jdsús Román explica a los visitantes los pormenores de la excavación.

El arqueólogo Jesús Román explica a los visitantes los pormenores de la excavación.

El comunicado continúa: «Durante el transcurso de la visita se puedo dialogar con los voluntarios presentes en el campo de trabajo y recibir de primera mano información sobre el trabajo que se realiza y los hallazgos realizados, transmitiéndoseles por parte de los integrantes de Izquierda Unida nuestra más sincera felicitación y agradecimiento por el trabajo desempeñado.
Por último, se leyeron por parte de José García Solano varios documentos en recuerdo de las personas allí masacradas, copia de los cuales se les hizo entrega a los responsables del proyecto».

El coordinador local de IU, José García Solano, durante la visita al Marrufo.

El coordinador local de IU, José García Solano, durante la visita al Marrufo.

Texto entregado a la asociación de familiares
«La Agrupación del Partido Comunista y la Asamblea Locales de IU LV/CA de Ubrique visitan el campo de trabajo en la finca El Marrufo donde un equipo de arqueólogos y voluntarios están exhumando los restos de los fusilados de hace cerca de 75 años a manos de los sublevados contra la II República.
Cuando uno mira a su alrededor y observa lo que hay en esta llamada “democracia”. Cuando se ha tenido la oportunidad de conocer y hasta de comparar en lo que pudimos ser y en lo que nos hemos convertido socialmente, se llega a la conclusión de que muy pocas cosas, por no decir ninguna, se hicieron bien cuando creíamos que en este país estábamos acabando con una maldita dictadura y que nos convertiríamos en una auténtica democracia.
Pero nada de esto ocurrió. Ni estábamos acabando con esa maldita dictadura, ni estábamos alcanzando el tener un Estado auténticamente democrático donde lo más sagrado es el reconocimiento sin paliativos de la soberanía popular y que fuera lo que imperara por encima de todo lo demás.
Concluye uno en que es ese el momento, en el que creemos pasar de una dictadura a una democracia, en el que se falló estruendosamente pactando una “Transición política” en la que se dejaba en su lugar toda una estructura legal, administrativa e institucional fuertemente arraigada en la dictadura, con la que queríamos acabar, y la que nos llevó a escuchar aquellos de “Atado y bien atado” que con el paso del tiempo hemos ido comprendiendo el alcance del dichoso dicho.
Y hoy en día, no superado aún ese período de transición estamos asistiendo a una involución política y mayor deterioro democrático con un Partido Popular en el poder desde finales de 2011 que más que un partido de derechas y conservador de corte europeo está actuando y tomando decisiones con políticas como las que hubieran salido de las mismas aulas de instrucciones que las que impartía la dictadura franquista.
Es por tanto que la responsabilidad recae en la izquierda política de España cuando asumió “como un mal menor” aquella transición política que se suponía que con el tiempo se iría avanzando hacia cotas más altas de democracia y, sin advertir, que en ese mismo proceso de avance se pudiera convertir en un proceso involutivo.
Recae esa mayor responsabilidad porque se presupone que sus conocimientos y experiencias les capacitaban para responder de una manera acertada al devenir de la historia. Desgraciadamente las distintas facciones de la izquierda española operaban por su cuenta y separadamente, bajo prismas distintos y cada cual defendiendo, como mejor podía, sabía o entendía, los propios intereses.
La derecha, unida y monolítica, ahora como antes, está por sus fueros y la sociedad, en una muy buena parte, está sufriendo sus avatares sociales y económicos, como antes los sufriera en propia carne.
¿Qué nos deparará el futuro más inmediato, ya, en los próximos meses o algo más allá?
Porque queramos o no reconocerlo esta es otra manera de hacernos la guerra. No es necesario que se produzcan disparos para tener conciencia de que lo que se está librando es una lucha. Una lucha de clases, como siempre la hubo, dentro de una misma sociedad a la que todos pertenecemos.
Y el debate, la reflexión y la acción deben partir desde quienes sufrimos más esos ataques de la insaciable derecha egoísta por antisocial que agranda y ensancha su poder político y económico en el mundo a través de sus mecanismos financieros de muy dudosos controles democráticos y que le está permitiendo su engorde con el sacrificio de todos los demás.
Y este trabajo tan encomiable, tan loable y lleno de sentido y solidaridad no se estaría haciendo hoy, en este año de 2012, sino que al menos y aún en mejores condiciones y con muchos más familiares vivos se podía haber efectuado 37 años atrás cuando la muerte del dictador (sí ese hombrecillo rechoncho, un cruzado en el siglo xx, de escasa capacidad mental, caudillo por la gracia de Dios y que la propia iglesia, en agradecimiento por los servicios prestados, lo bendecía y lo paseaba bajo palio).
¡¡¡Cuántas páginas perdidas de nuestra historia que por una treintena de años no vamos a poder recuperar para nuestra memoria!!!
Ubrique, 20 de agosto de 2012.
Agrupación Partido Comunista.
Asamblea de IU LV/CA de Ubrique.
Fdo. José García Solano.
R. Político y Coordinador Local».


Sobre las fosas comunes de El Marrufo

«¿Quiénes en este País no tenemos que pediros perdón por el trato que habéis recibido durante los más de 70 años que lleváis esperando este rescate por la dignidad?, no por la vuestra que a buen recaudo la tenéis por tan alto precio que os hicieron pagar vuestros verdugos, sino la dignidad que recuperamos nosotros cuando, como en este acto, todo coadyuva para devolveros a la paz de un cementerio humano y después de intentar recuperar vuestra identidad.
Quienes os persiguieron y capturaron, quienes os torturaron y humillaron, quienes os sentenciaron y dieron muerte para mantener el “orden” la riqueza y el poder de quienes siempre la tuvieron por “la gracia de Dios” para siempre estarán condenados y como una pesada losa arrastrarán su pecado.
Tampoco debemos ser muy indulgentes con quienes teniendo el deber y el saber de haberos protegido y dignificados hemos estado mirando para otro lado, como si aquello que sufristeis y por la causa que fue perteneciera a una historia distinta a la que siempre hemos pertenecido y también sufrido.
¿Qué conciencia nos mueve, no ya a los partidos políticos que nos incluimos entre las formaciones de izquierdas, sino a todos aquellos ciudadanos que clamando Justicia y Dignidad humanas, sin que tengan que militar en las formaciones de izquierdas ni tan siquiera coincidir en lo más elemental de su política, también tenían el deber inexcusable de defenderos en vuestra rehabilitación de dignidad humana.
Porque en esta causa no se puede mirar para otro lado sin correr el ineludible riesgo de que te califiquen con los mismos epítetos con los que se califican a quienes procuraron y consiguieron tanta desventura no ya sólo para las víctimas yacientes en estas fosas y en las demás sino para sus familiares más próximos, esposa o esposo, hijos, padres, hermanos, amigos, compañeros o camaradas y toda una nueva sociedad que surgía con la esperanza de alcanzar la Justicia, la Libertad que durante centurias se les había negado y que por fin veían que con un esfuerzo más la historia cambiaria en su favor.
Ubrique, 22 de agosto de 2012.
José García Solano,
Secretario Político del Partido Comunista.
Coordinador de IU LV/CA de Ubrique».