La asociación de familiares de víctimas del Marrufo invita al alcalde y demás ediles de Ubrique a que visiten la exhumación de las fosas comunes

El presidente de la asociación que agrupa a familiares de las víctimas fusiladas en la finca del Marrufo (en el término de Jerez, en el límite con el de Ubrique), Andrés Rebolledo, presentó el 20 de julio de 2012 un escrito en el que invita al alcalde de Ubrique, Manuel Toro, y al resto de los miembros de la corporación municipal a que visiten los trabajos de excavación arqueológica y exhumación que se llevan a cabo en las fosas comunes localizadas en este cortijo, en los que fueron sepultados numerosos vecinos de Ubrique entre noviembre de 1936 y febrero de 1937, tras ser fusilados sin formación de causa por tropas sublevadas contra la República. El texto de la carta dice así: «Como presidente de la Asociación de Familiares de Represaliados por el Franquismo de la Sauceda y el Marrufo, me complace ponerme en contacto con Vd. para exponerle lo siguiente: Está asociación está desarrollando desde el pasado 2 de julio de 2012 los trabajos de excavación arqueológicas de las fosas comunes existentes en la finca del Marrufo, en el término de Jerez de la Frontera, en las inmediaciones del de Ubrique. Nuestro propósito es localizar las fosas comunes, exhumar los cuerpos de las víctimas ahí enterradas mediante trabajos arqueológicos de carácer científico, efectuar los estudios de antropología física correspondientes, extraer muestras de ADN de estos restos humanos para cotejarlos con los que aporten sus descendientes y trasladar los cuerpos de las víctimas al cementerio de la aldea de la Sauceda, una vez que culminen los trabajos de restauración de este recinto. El objetivo final de todo este proceso es sacar del olvido y dignificar la memoria de aquellas víctimas inocentes».

«Tenemos constancia de que muchas de las personas fusiladas en este lugar, que fue convertido en destacamento militar, eran vecinos de Ubrique. Estos fusilamientos sin formación de causa se produjeron entre principios de noviembre de 1936 y finales de febrero de 1937.
Nuestra asociación considera que Ubrique es uno de los municipios a los que incumbe contribuir a la dignificación de estas víctimas, pues muchos de los naturales de este pueblo fueron fusilados y enterrados en esta zona y hasta ahora relegados al olvido. Por este motivo, nuestra entidad estima que el Ayuntamiento de Ubrique debe sentirse partícipe de este proyecto.
A este respecto, nuestra asociación invita al Ayuntamiento de Ubrique a que su máximo representante, es decir, su alcalde, y los demás ediles de la Corporación, de todos los grupos con representación municipal, visiten el lugar donde se están efectuando las excavaciones arqueológicas, para que conozcan de primera mano las características de este proyecto. Al mismo tiempo, esta asociación propone que el Consistorio formule una declaración de respaldo al proyecto de diginificación de la memoria de sus vecinos enterrados en estas fosas comunes.
El equipo técnico que está trabajando en este proyecto lo componen las siguientes personas:
Coordinador general del proyecto: Andrés Rebolledo Barreno (presidente de la Asociación de Familiares de Represaliados por el Franquismo de la Sauceda y el Marrufo).
Arqueólogo director de la excavación: Jesús Román Román (Asociación Papeles de Historia).
Antropólogo físico: Juan Manuel Guijo.
Trabajos topográficos: Manuel Castro Rodríguez (Asociación Papeles de Historia).
Historiador: Fernando Sígler Silvera (Asociación Papeles de Historia).
A la espera de su respuesta para concretar un día y una hora para la visita a las excavaciones de las fosas del Marrufo, le saluda cordialmente Andrés Rebolledo Barreno».