Visita de la Peña Sevillista de Ubrique a la Peña ‘Monchi’ de Lebrija (Sevilla) con motivo de su hermanamiento

Crónica, por Juan Manuel Román García

En la jornada del sábado 16 de junio de 2012, se devolvió visita a la ciudad de Lebrija, con motivo del hermanamiento entre la Peña Sevillista Ramón Rodríguez “Monchi” de aquella ciudad y la titular de la nuestra, Peña Sevillista de Ubrique, encabezados éstos por su presidente y gran parte de su junta directiva. El recibimiento fue a las puerta del Convento de San Francisco, por el presidente in pectore, Antonio Calvo, por encontrarse enfermo el titular. La visita comenzó en el propio Convento de San Francisco, edificio que se remonta al s. XVI en terrenos cedidos por doña Ana Ramos a la Orden de los Franciscanos Observantes, y en cuyo interior se puede encontrar una gran parte del patrimonio museístico y monumental de la ciudad y en una de sus capillas se da culto a San Antonio, en cuyo nombre y patronazgo se funda el Club Atlético Antoniano.

Visita de la expedición ubriqueña a la ciudad romana de Nabrissa Veneria.

Visita de la expedición ubriqueña a la ciudad romana de Nabrissa Veneria.

Posteriormente y tras pasear por la ciudad se visitó brevemente la Iglesia de la Virgen de la Aurora, solo en su fachada exterior. Continuamos el recorrido hasta la Iglesia de Ntra. Sra de la Oliva, promovida por Alfonso X el Sabio y cuya torre inspirada en la giralda fue proyectada por Pedro Silva. En el retablo principal destaca la imaginería de Alonso Cano de 1629, es su obra más grandiosa, es imaginero de la escuela sevillana y alumno aventajado de su propio padre prestigioso ensamblador de retablos de origen manchego D. Miguel Cano Pacheco. La obra de más valor que se conserva en el interior de su sacristía es la Custodia que se oro y piedras preciosas, cuya característica es que es totalmente simétrica por ambas caras y que procesionó el pasado 10 de junio por las calles de Lebrija.
Posterior visita a la Casa de la Juventud y en su interior un detalle que se conserva de la antigua ciudad romana de Nabrissa Veneria, a unos cinco metros por debajo de la cota actual de la ciudad moderna de Lebrija.
Posteriormente foto de familia ante al monumento del autor de la gramática española que actualmente conocemos, aprendemos y difundimos, desde 1492, humanista, teólogo y autor entre otras de la gramática basada en el latín, Elio Antonio de Nebrija.

La expedición ubriqueña ante el monumento a Nebrija.

La expedición ubriqueña ante el monumento a Nebrija.

Visita a la peña flamenca de Lebrija, edificio propiedad de sus socios que costearon íntegramente el importe de su rehabilitación y que desde el año 1975 ha sufrido una ingente cantidad de reformas que hacen de este templo del flamenco lugar de culto y que incluso en verano hacen de su amplia terraza un lugar de encuentro para los aficionados en una multitud de actividades de este arte, reconocido el pasado año como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.
De aquí a la calle Sevilla, que bonito nombre como antesala de lo que nos esperaba allí, La Peña Sevillista Ramón Rodríguez “Monchi”, vestida de gala para recibirnos, Ya en la peña, antes del almuerzo organizado para la ocasión, la Alcaldesa y los representantes de ambas peñas intercambiaron presentes y recuerdos conmemorativos. Además, estuvo presente el lebrijano Enrique Rivas, jugador del conjunto juvenil del Sevilla FC que se ha proclamado este año ganador de la Copa de Campeones al derrotar por 1 a 0 al RCD Espanyol. El joven y prometedor Enrique agradeció todo el calor recibido y recogió un presente de la Peña “Monchi” y del Ayuntamiento de Lebrija.
La jornada festiva se dilató durante el almuerzo y la sobremesa, en la que tanto lebrijanos como ubriqueños pudieron intercambiar experiencias y afianzar lazos de unión con un sentimiento común: el sevillismo.
Por parte de la peña ubriqueña los encargados de recibir los presente, consistente en un pergamino que la Sra. Alcaldesa de Lebrija, María José Fernández leyó en su integridad antes de hacer entrega al presidente de la misma Miguel Bautista. Una botija serigrafiada con el escudo de la entidad del bajo Guadalquivir, que el vicepresidente de la entidad lebrijana, hizo entrega a su homónimo de la ubriqueña Francisco José Pérez León. Un carnet de socio honorífico de la entidad al conjunto de la Peña Sevillista de Ubrique y por su parte la entidad ubriqueña hizo entrega de un pergamino alegórico al hermanamiento de ambas entidades y que sellaron con la firma los presidentes de ambas peñas.
Tras los discursos de rigor pasamos al almuerzo y posterior sobremesa con la actuación de una amplia representación de los aficionados al flamenco y sevillistas de ambas peñas, que nos deleitaron con un fin de fiesta sencillamente inmejorable.
Mención aparte y para ello habrá una entrada especial, en los próximos días, del pequeño museo que alberga la entidad lebrijana, sencillamente y no es retórica, eso sí que es impresionante.
Sobre las ocho de la tarde regreso a Ubrique, con las alforjas del corazón totalmente repletas de buenos recuerdos.

Visita guiada a edificio religioso.

Visita guiada a edificio religioso.

Fuente: Noticias del sevillismo de Ubrique.