Izquierda Unida explica las razones de su voto en contra al plan de ajuste municipal

El Ayuntamiento de Ubrique celebró en la mañana del viernes 30 de marzo de 2012 un pleno extraordinario y urgente para la aprobación del plan de ajuste municipal impuesto a los ayuntamientos por el Gobierno central. A propósito de esta sesión, el grupo municipal de Izquierda Unida difundió un comunicado en el que explica las razones de su voto en contra. Según IU, este  plan «vendrá a lastrar la inversión municipal en la próxima década y que requerirá de un nuevo esfuerzo económico de los ubriqueños. Aun cuando dicho plan se dice fundamentar en el pago a los proveedores del Ayuntamiento, lo cual se valora positivamente desde Izquierda Unida, no se puede obviar que supone un ataque frontal, disfrazado de saneamiento, a lo público y al municipalismo». IU añadió: «En apenas unos días y sobre la marcha de redacción y trabajo de este Plan de Ajuste Municipal se nos ha tratado de informar por parte de los técnicos municipales de cómo y qué se realizaba, a pesar de los cual y hasta minutos antes de la celebración del pleno se nos ha facilitado información por escrito del mismo, lo que dice mucho de la premura y precipitación con que se ha tenido que trabajar en él, motivada por las exigencias del Gobierno de Rajoy».

Pleno municipal del 30 de marzo de 2012.

Pleno municipal del 30 de marzo de 2012.

 Vídeo con la intervención de José García Solano (IU).

«Y a pesar de ello existen puntos sustanciales del Plan que se desconocen, como puede ser el tipo de interés del préstamo para pagar a los proveedores o el Presupuesto Municipal de 2012, que aunque se facilitó horas antes un adelanto del mismo adolecía de cosas tan importantes como la plantilla.
Por todo ello desde el Grupo Municipal de Izquierda Unida LV-CA se votaba en contra del mismo, puesto que aunque para algunos pueda tratarse simplemente de un ajuste económico en las cuentas municipales, dichas cuentas están sustentadas en decisiones políticas presupuestarias de las que no solo no hemos participado sino que hemos sino ajenos a las mismas».