Izquierda Unida presenta en el pleno una moción contra la reforma laboral

El grupo municipal de Izquierda Unida lleva al pleno del 29 de febrero de 2012 para su debate y aprobación, tras haber sido presentada en comisión informativa, una moción en la que se muestra «el rechazo a la reforma laboral impuesta por el Gobierno por ser injusta, ineficaz para la creación de empleo y por su posible inconstitucionalidad».  Según IU, «tal como reconoce el propio ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, nadie espera que (esta reforma laboral) en sí misma sea capaz de crear empleo, y sin embargo y en nombre de esa bandera como hicieran otras reformas laborales de gobiernos de José María Aznar o las últimas realizadas por gobiernos del PSOE, se viene a incidir negativamente una vez más en los derechos de los trabajadores».  Desde Izquierda Unida se entiende que «esta nueva reforma va un paso más allá que sus precedentes, puesto que en ellas se reconocía que existe una diferencia de fuerza favorable para el trabajador y que el poder del empresario necesita, al menos, una cierta limitación o regulación. El Derecho del Trabajo se había desarrollado durante casi un siglo sobre ese punto de partida, avanzando al hilo de la lucha del movimiento obrero. La reforma laboral del PP hace tabla rasa de todo ello y propicia el modelo de relaciones basado en el principio de el hombre es un lobo para el hombre».

Cartel de la campaña de IU contra la reforma laboral.

Cartel de la campaña de IU contra la reforma laboral.

IU expresa: «Los objetivos de esta reforma son el abaratar los costes salariales, reducir los salarios y los costes de contratación, reducir las cotizaciones a la Seguridad Social, reducir los costes del despido, precarizar los contratos, desmantelar el movimiento obrero organizado y dar el poder con escasos límites a las empresas. Aspectos todos ellos que repercutirán negativamente en una amplísima mayoría de españoles y del país en general en beneficio de unos pocos.
Desde la moción presentada por el grupo municipal de IULV-CA también se reclama al gobierno central y al futuro parlamento autonómico la puesta en marcha de planes de empleo locales que vengan a minorar la precaria situación económica que arrastran muchas familias andaluzas».