‘Sobre el abandono del yacimiento romano de Ocuri’, por Luis Javier Guerrero

Por Luis Javier Guerrero Misa (Arqueólogo)
Fuente
: http://oppidumgestionarqueologica.wordpress.com/

Cartel interpretativo del Mausoleo de Ocuri destruido a pedradas en el año 2007 (Foto: Luis Javier Guerrero)

Cartel interpretativo del Mausoleo de Ocuri destruido a pedradas en el año 2007 (Foto: Luis Javier Guerrero)

Desde hace algunos años, no se llevan a cabo trabajos de mantenimiento y limpieza en el yacimiento arqueológico de Ocuri (Ubrique, Cádiz). Tampoco se ha invertido en la modernización y actualización de la infraestructura turística y salvo la reposición y mejora del vallado del camino (realizada por la Consejería de Medio Ambiente hace unos años) no se ha repuesto la señalización e interpretación de la ciudad romana. La situación ha empeorado de tal forma que acabamos de saber por El Periódico de Ubrique (Ed. Digital) que la propia Oficina de Turismo de Ubrique desaconseja su visita ante el mal estado del yacimiento. Como saben los que leen este Blog [Oppidum], durante casi ocho años (1997-2004)  se realizaron  numerosas actuaciones de limpieza, puesta en valor, construcción de infraestructura turística, vallado, excavaciones arqueológicas de urgencia y obras de consolidación de estructuras en este impresionante yacimiento arqueológico, con fondos públicos. Aquí, en este blog, hemos dado cuenta de muchas de ellas y hemos subido los enlaces a las publicaciones, científicas o no, que tratan sobre estas intervenciones encaminadas a conservar el yacimiento y a ponerlo en uso público.  Estas actuaciones se realizaron desde el desaparecido Departamento de Patrimonio y Turismo de la Mancomunidad de Municipios “Sierra de Cádiz” y durante estos años de puesta en valor y consolidación, el yacimiento fue gestionado por alumnos de una Escuela-Taller que, posteriormente, se convirtieron en empresa y lo siguieron haciéndo muy bien durante unos años, con un alto grado de satisfacción  de los visitantes. Sin embargo, al traspasarse la gestión del yacimiento al Ayuntamiento de Ubrique (que es su propietario) hacia el año 2005, se realizó un concurso público para que fuera una empresa privada la que gestionara el Centro de Recepción (dotado de bar-cafetería) y el propio yacimiento. Dicho concurso se retrasó en exceso, luego quedó paralizado y finalmente concedido, in “extremis” (tras la renuncia de la primera empresa a la que se le otorgó) a un empresario que ha hecho lo que ha podido, con gran escasez de recursos y su sola voluntad, en los últimos años. Sin embargo, desgraciadamente y desde entonces, el yacimiento ha ido degradandose porque no ha sido mantenido por quién siempre debió hacerlo: su legítimo propietario y su responsable patrimonial (tanto en su conservación como en su custodia), es decir,  el Ayuntamiento de Ubrique.

Todos sabemos las dificultades económicas que nuestros ayuntamientos están padeciendo; sabemos también de las obligaciones que los recortes presupuestarios están causando a todas nuestras administraciones públicas, que la crisis afecta al ámbito local de forma brutal (y más a la Sierra) y sabemos, en definitiva, que “no son tiempos para la lírica”…pero no podemos admitir, no podemos consentir, que sea nuestro Patrimonio Histórico, nuestro Legado Cultural, el que pague los “platos rotos” de la crisis.

Todo ello, sin dejar de pensar, sin dejar de creer en la idea en la que muchos compañeros (arqueólogos, arquitéctos, historiadores, antropólogos y expertos en turismo enre otros…) trabajamos y desarrollamos, con tanto esfuerzo, durante tantos años: que el Patrimonio Histórico es, y debe ser, “motor” de desarrollo y no una carga para las “arcas” de las administraciones (municipales, comarcales o autonómicas). ¿Hasta cuando nuestros poderes públicos seguirán sin verlo?… El Patrimonio debe “crear” riqueza, debe crear empleo, debe convertirse en impulsor de la economía a través del turismo, de un turismo sostenible y “sustentador” a su vez.

Por eso, a partir de ahora, voy a comenzar a publicar, desde aquí, las diferentes actuaciones que realizamos a finales del siglo pasado y principios de éste, para desarrollar esa idea, para volver a difundirla, porque, por un lado, veo que muchos aún no se han enterado y, por otro, porque sigo creyendo en ella como fórmula idónea para compatibilizar desarrollo y conservación del Patrimonio.
Por último, no quisiera terminar sin decir que también hay algo muy preocupante que subyace en todo esto… como un terrible mal endógeno de nuestra tierra…y es la incultura de algunos “seres”, el desprecio por la cultura, la falta de educación y de civismo. Algo que solo se puede combatir con la propia Cultura…
Como muestra un botón, y es la fotografía que os adjunto, realizada hace ya cuatro años, en la que podemos ver cómo el panel explicativo del Mausoleo/Columbario de “Ocuri” , realizado con elementos metálicos y metacrilato de doble espesor, fue destruído a pedradas. Hasta ahora sigue sin reponerse y ya, prácticamente, solo queda el marco metalico.
Circulan rumores de que el Ayuntamiento de Ubrique ha solicitado una Escuela Taller para mantener y poner en valor de nuevo el yacimiento. Aplaudimos la medida si es cierta y esperamos que esto se produzca y que se cuente con los medios humanos y materiales necesarios para que el yacimiento pueda volver a ser visitable y recupere el nivel de conservación e interpretación que tuvo hace una decena de años. Yo, por mi parte, seguiré apostando por ello…