El coordinador local de IU se alegra por la subida de su fuerza política pero denuncia la injusta ley electoral

El coordinador local de Izquierda Unida, José García Solano, hizo pública su valoración sobre los resultados de las elecciones generales celebradas el 20 de noviembre de 2011, en las que su formación política pasó de dos a 11 escaños en el Congreso de los Diputados. García Solano alertó sobre «los sinsentidos de una Ley Electoral diseñada para los dos partidos mayoritarios y para los nacionalismos vasco y catalán». El coordinador de IU de Ubrique expresó: «Como es obvio desde IU, como no podía ser de otra manera, lo primero que hacemos es felicitar al PP como ganador de estas elecciones a Cortes Generales. También felicitamos a todas aquellas personas que como electores o elegidos han participado en estos comicios. Y mirándonos a nosotros mismo hemos de estar orgullosos, contentos porque IU tendrá un grupo político en el Congreso de los Diputados de 11 miembros. Si ya con tan sólo dos en la anterior legislatura fuimos capaces de llevar a cabo una de las mayores tareas que se hayan podido presentar en la Cámara, nos podemos imaginar a este equipo de 11 miembros trabajando y batallando en pos de mejorar las condiciones de vida de los españoles que peor lo puedan estar pasando en esta época de crisis impuesta y porque sea la democracia, el sistema democrático el que se imponga a los mercados y a todos aquellos que quieren sacar beneficio de esta crisis (banqueros, grandes fortunas y multinacionales). No puede ser que nos estemos creyendo seriamente que estamos enclavados en un sistema democrático y sin embargo elección tras elección tenemos que denunciar que no podemos admitir que no todos los votos de españoles/as tengan el mismo valor. Esta Ley que se sigue aplicando permite que los diputados del PP puedan sentarse en el Congreso con algo más de 58.200 votos y los del PSOE con algo más de 63.300 votos; mientras que a IU cada uno de los 11 diputados nos vale 152.000 votos».

«IU con 1.680.810 votos (6,92%) vamos a constituir grupo parlamentario con 11 miembros; sin embargo CiU con poco más de 1.000.000 de votos (4,17%) del electorado nacional tendrá un grupo de 16 parlamentarios.
Con los restos sumados de las 6 provincias andaluzas en las que IU no ha obtenido escaño tenemos un total de 203.331 votos sin que por ello nos haya correspondido algún escaño. Sin embargo, Esquerra Republicana de Catalunya con 255.961 votos (1,5%) consigue 3 diputados.
Esta diferencia de valorar el voto según qué partido o en qué lugar o territorio lo reciba es motivo de indignación de los movimientos sociales que ven cómo esta injusta ley electoral premia a unos y castiga a otros. Esta ley no solamente se ha mantenido sino que en los últimos tiempos y con acuerdos entre PP y PSOE la han endurecido.
De ser una ley que salvaguardara el valor para todos por igual y teniendo en cuenta los últimos resultados electorales; IU hoy por hoy le correspondería un grupo parlamentario de 25 miembros y no 11 como le han dado. ¡También aquí se nos ha robado!
Pero no será este el motivo de bajar la intensidad de la lucha, porque antes no lo ha sido con tan sólo dos diputados. Más al contrario, la denuncia de esta ley injusta y que causa indignación, será un acicate más para que la lucha por los Derechos Sociales y en contra de quienes buscan beneficiarse a costa de los sufrimientos de muchos la tendremos siempre presente y a ella nos debemos.